Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de octubre de 2014
Seguinos en
Italianos
Unos 20 millones de personas que viven en la Argentina tienen algún grado de descendencia italiana
El país reúne a la comunidad italiana residente en el exterior más grande del mundo
5 de septiembre de 2003
Cerca de 20 millones de personas que viven en la Argentina descienden en distinto grado de italianos, según datos proporcionados por FEDITALIA, la Confederación que agrupa a todas las asociaciones italianas en la Argentina y que preside Luigi Pallaro.

Unos 611.000 tienen la ciudadanía italiana por haber nacido en ese país o haber adoptado la nacionalidad. Aproximadamente el 60 por ciento tiene doble ciudadanía.

220.000 de ellos estaban en condiciones de votar para elegir a los 18 representantes de la comunidad italiana ante el Consulado, que forman los comités. Estos Comités italianos en el exterior son la representación de la colectividad fuera de Italia.

Esta elección de representantes de la comunidad italiana tiene un condimento adicional. En las elecciones de 2006 se abrirán 12 lugares en la Cámara de Diputados y 6 lugares en la Cámara de Senadores de Italia para los residentes en el exterior.

La votación se realiza por carta. En el comicio se estableció el sistema de preferencias, con lo cual los electores pueden opinar por sus candidatos dentro de la lista que designen. Algunos residentes en la Argentina cobran pensiones que envía el Gobierno de Italia por un total de 250 millones de dólares anuales.

Además, las regiones italianas no olvidan a aquellos que hace años llegaron a la Argentina buscando un futuro mejor, pero que hoy fueron atrapados por la crisis. Con los impuestos de sus residentes, los gobiernos del Véneto y Basilicata ayudan a emigrantes y sus descendientes.

"No creemos en el asistencialismo, pero sí en la asistencia", dijo Ricardo Merlo, presidente de la Federación de Asociaciones Vénetas en la Argentina. Un convenio firmado con el Ministerio de Acción Social de la región del Véneto permitirán que unos 400 mil euros lleguen anualmente, durante tres años, para pagar la obra social de los nacidos en la región o los descendientes con doble ciudadanía que tengan más de 60 años y dificultades económicas. "El dinero no pasa por ninguna asociación. La prepaga argentina que gane la licitación recibirá la plata directamente desde Italia", comentó Merlo.

Entre entre 500 y 700 personas podrán recibir esta cobertura sanitaria, y un grupo de asistentes sociales evaluará quiénes son los más necesitados. Los beneficiarios de PAMI no están excluidos de la posibilidad de obtener esta asistencia privada. Además, el gobierno de esta región del sur de Italia aporta 150 mil euros anuales para repartir entre 1.000 familias de la colectividad que residen en la Argentina. El programa comprende 500.000 euros para los inmigrantes en toda América latina.

Becas

Tanto Véneto como Basilicata tienen becas para que los jóvenes conozcan la tierra de sus abuelos, la cultura y la historia de sus antepasados, además de perfeccionar el italiano. Según datos de la Asociación, unos 20 jóvenes cada año acceden a este beneficio.

En la Universidad de Basilicata, ocho jóvenes profesionales, descendientes de esas tierras, están realizando un master con todos los gastos pagos. Los jóvenes que tienen raíces venecianas pueden hacer cursos en Padua para estudiar el fenómeno de la pequeña y mediana empresa en la región del norte de Italia.

Por otro lado, con la financiación de la región del Véneto, 90 ancianos que nunca pudieron volver a su país de origen por razones económicas viajarán a Italia progresivamente.

Para anotarse en la selección para la asistencia médica ofrecida por la región del Véneto, hay que comunicarse por el 4943-7462, en el horario de 8 a 13.