Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de mayo de 2019
Seguinos en
La titular de la consultora Analogías, en Asteriscos.Tv
Kirchner aprovecha que no hay una oposición fuerte, dijo Analía del Franco
La analista opinó, además, que los líderes opositores “no tienen elementos aglutinadores” de crítica hacia el gobierno
22 de febrero de 2005
La consultora Analía del Franco señaló que el presidente Néstor Kirchner mantiene una alta imagen positiva, “con una corriente de opinión favorable” de la ciudadanía, en especial porque no tiene enfrente “nichos importantes de oposición”.

Del Franco estimó, además, que la principal oposición está encarnada en el líder de Recrear, Ricardo López Murphy, quien se coloca como un crítico “racional”, a diferencia de la “actitud oscilante” que, según consideró, muestra Elisa Carrió, la jefa del ARI.

En una entrevista con el programa Asteriscos, por Canal P+E, la consultora analizó la proyección electoral hacia octubre y destacó que las primeras legislativas de un gobierno “siempre son determinantes de cómo va a seguir la gestión”.

“La buena imagen de Kirchner nunca ha estado en situación de riesgo. Ha tenido picos importantes de casi el 80 por ciento. Tiene una corriente de opinión favorable hacia la gente. Ahora tiene entre el 65 y el 70 por ciento de imagen positiva y no tiene nichos importantes de oposición”, evaluó.

Agregó que, por ejemplo, con Carlos Menem, “había gente con argumentos muy claros en contra, pero en el caso de Kirchner, no los hay”.

Del Franco estimó que la oposición “quedó diezmada al desaparecer y no volver a hacer pie el radicalismo, y es difícil que se aglutine cuando existe un Poder Ejecutivo con una imagen tan importante y tan buena; no hay elementos aglutinadores”.

De todos modos, estimó que López Murphy, antes que Carrió, representan mejor a la oposición, ya que la líder del ARI, si bien tiene “un perfil que sobrevuela el 45 y 50 por ciento de imagen positiva, a veces tiene un rol más opositor, y a veces menos”.

Estimó que Carrió se dio cuenta “de que la forma de entrar al electorado es cuando se habla de corrupción”, y por eso apunta sus críticas contra el ministro de Planificación, Julio De Vido, encargado de las obras públicas.

En cambio, marcó que López Murphy “es un opositor más racional” y sostuvo que tiene un límite su alianza con Mauricio Macri, porque el presidente de Boca Juniors “tiene un sentimiento peronista, que lo lleva a estar más cerca del PJ en lo cultural y social”.