Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de octubre de 2019
Seguinos en
Jorge Avila, en Asteriscos.Tv
“El gobierno demora decisiones por demagogia”
Avila sostuvo que se debe tolerar una inflación “residual” del 15 % anual.
23 de agosto de 2005
El economista del Centro de Estudios Macroeconómicos (CEMA) Jorge Avila sostuvo que el presidente Néstor Kirchner está demorando decisiones de gestión “por proselitismo o demagogia” y sostuvo que se debe avanzar en la revisión de contratos con empresas privatizadas y en un acuerdo con los holdouts en lugar de “esconder todo debajo de la alfombra”.

Avila señaló que es conveniente mantener la paridad del peso con el dólar anclada –una “neoconvertibilidad”, definió y estimó que la Argentina debe tolerar una inflación “residual” del 15 por ciento anual para estimular el crecimiento o de otro modo, “que le prenda velas a los santos”.

En una entrevista con el programa Asteriscos, que se emite por el canal P+E, Avila se refirió a las críticas del presidente a los economistas ortodoxos a quienes mandó a “estudiar” y le recomendó que “en lugar de tirar la pelota a la tribuna, asuma la responsabilidad y gobierne”.

Vinculó esa posición con el pedido del jefe de Estado para que la justicia intervenga en los bloqueos piqueteros y puntualizó que “quien debería intervenir es la Policía Federal, que depende de su ministro del Interior”.

“Tengo la sensación de que este gobierno no tiene un objetivo, un derrotero. Saca pelotas del arco permanentemente, hace lo que se le ofrece en el día, pero las cosas le están saliendo bien por contraste”, analizó.

Agregó que si bien es “un logro el tener un superávit fiscal que ronda 4 por ciento del PBI y llevar adelante una convertibilidad, aunque sea informal, sucia, no explicitada, no hay un plan económico”.

Avila estimó que el gobierno nacional está demorando el acuerdo con el FMI, que implicará la rediscutir tarifas y ofrecer una propuesta a los acreedores de bonos en default que no ingresaron al canje (holdouts).

“Lo está demorando por proselitismo, por demagogia, por no querer tomar el toro por las astas. De la misma manera que no quiere tomarlo con los piqueteros. Todo debajo de la alfombra y en octubre veremos. Los holdouts, son cosas que hay que resolver si se quiere crecer a buen ritmo hasta 2007, si se hiciesen no exige esfuerzos espectulares porque hablo de acuerdos graduales no de un giro de 180 grados”, señaló.

Indicó que “en ese caso, la economía va a crecer con fuerza, pero va a tener el costo de inflación residual, Si no quiere la inflación residual lo mejor es ir prendiéndole velas a los santos para que haya crisis en Brasil otra en México, declarar boicots a Shell y espantar capitales, de ese modo va a tener un dólar alto, lo precios bajos, cero inflación pero va a tener también la país estancado”.

Avila mencionó que, “si se piensa en desarrollo en serio, implicaría tomar la autopista del progreso español que significa en nuestro hemisferio ingresar en el ALCA. Eso nos podría llevar a 15 años de crecimiento al 6 u 8 por ciento anual, pero no entra dentro del radio de imaginación o de ilusiones de este gobierno”.

También defendió el anclaje del peso con el dólar porque “si se escapa, la Argentina se achica, se fuga el capital y la economía entra en recesión y produce pobres a bocanadas”.

“La tarea más importante que tiene este gobierno hasta el 2007 es llegar a un acuerdo bueno con el FMI que supone superávit fiscal, que lo está logrando, mantener esta suerte de convertibilidad o previsibilidad cambiaria, y llegar a una revisión integral con criterio de mercado de los contratos con las empresas de servicios públicos”, puntualizó.

Y graficó: “A cuatro años de devaluación del 200 por ciento no se puede pretender que el tren que va de Retiro a Belgrano cueste 50 centavos, o 17 centavos de dólar”.