Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de junio de 2019
Seguinos en
Mariano Kestelboim en Asteriscos TV
“El canje es un shock positivo”
El economista de ProTejer planteó la necesidad de financiamiento para el sector productivo. “El 85 por ciento de los depósitos es a 30 días”, dijo el especialista
4 de mayo de 2010
El economista jefe de la Fundación Pro Tejer, Mariano Kestelboim, consideró que la concreción del canje de deuda en default implicará “un shock positivo para la economía argentina” que permitirá mejorar las condiciones de financiamiento de los sectores industriales.

Kestelboim estimó que la aceptación de la propuesta del Gobierno argentino llegará al 80 por ciento porque “hace cinco años que no se abría el canje, las presentaciones judiciales no prosperaban y muchos tenedores estaban liquidando los papeles al 20 por ciento y ahora les llega una oferta del 50 por ciento”.

“Esto abre a la Argentina la posibilidad de financiarse internacionalmente y mejora las condiciones a los sectores industriales, por el mayor flujo de divisas que permite mejores tasas y más plazo”, remarcó.

En una entrevista con Asteriscos.TV por canal Metro, el economista planteó de todos modos que el impacto positivo que tendrá el canje de deuda no es suficiente porque “hay problema estructural en el sistema financiero porque el 85 por ciento de los depósitos son a menos de 30 días”.

Como ejemplo, explicó que el sector textil “creció un 120 por ciento entre 2002 y 2008 invirtiendo 2500 millones de dólares sin financiamiento externo casi, sino con recursos propios” y remarcó que una vez que el sector aumenta su nivel de producción necesita otro tipo de herramientas.

“A determina nivel de producción se necesita financiamiento externo para dar un salto de calidad y avanzar en una mayor producción”, reseñó.

Destacó que el sector textil comenzó a mostrar indicadores de recuperación a partir del segundo semestre de 2009 cuando mostró un incremento “de más del 20 por ciento” en la productividad comparado con igual período del año anterior, y que este año, se evidencia un aumento “del 30 por ciento”.

“El sector textil es un gran, motor y dinamizador de la generación de empleo, que ocupa a 460 mil personas en toda la cadena de valor. Hay 30 mil empresas que explican la contratación de esos empleados, desde la producción de algodón hasta la confección y comercialización”, explicó.

Kestelboim, finalmente, planteó que este año la Argentina puede crecer un 7 por ciento porque si bien la mayoría de las consultoras ubican la cifra un punto abajo, “la formidable recuperación de consumo e inversión implican que el nivel estará muy por encima del 6 por ciento”.
Video de la entrevista