Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Murió de un balazo el gobernador de Río Negro
Carlos Soria estaba en su chacra junto a familiares cuando recibió el disparo que le provocó la muerte. Por el hecho está demorada su mujer. Había asumido el 10 de diciembre
1 de enero de 2012
El gobernador de Río Negro, Carlos Ernesto Soria, murió esta madrugada por un disparo en el rostro, en un confuso hecho tras festejar la llegada del nuevo año junto a familiares en su chacra ubicada en las afueras de General Roca.

Fuentes de la Jefatura Policial de Viedma confirmaron a agencias que el hecho ocurrió a las 4.47 en la chacra que Soria posee a unos seis kilómetros de la ruta 22. Según testigos que vieron el cuerpo, Soria sólo tenía una herida de bala en su pómulo izquierdo.

En un primer momento, se dijo que estaba en su chacra acompañado por su esposa y su hijo, el intendente de General Roca, entre otros familiares. Sin embargo, esta mañana, el vicegobernador Alberto Weretilneck, confirmó que sólo la esposa de Soria acompañaba al mandatario provincial.

El propio Weretilneck, que deberá completar el mandato hasta 2015, como lo dispone la Constitución provincial, habló de un "accidente doméstico". "Es un accidente doméstico con un arma de fuego y será la Justicia la que determinará qué pasó", dijo Weretilnek cuando se fue de la Municipalidad de General Roca. La muerte del gobernador no fue instantánea: llegó a ser trasladado al hospital de General Roca, donde falleció.

Su vice jurará como gobernador el martes a la tarde en la Legislatura provincial. En la Municipalidad roquense estuvo reunido con el senador Miguel Angel Pichetto, jefe de la bancada oficialista en la Cámara Alta. Pichetto habló dos veces con la presidenta Cristina Kirchner, quien lo llamó para tener información de primera mano sobre la muerte de Soria.

"El deseo de la Presidenta es garantizar la institucionalidad en la provincia", sostuvo Pichetto. La esposa de Soria, Susana Freydoz, fue llevada por la mañana a una dependencia judicial para declarar.

Luego, Weretilneck aclaró que la mujer "no está detenida". Según trascendió, Freydoz se encontraría en la casa de un familiar en las afueras de General Roca y debió ser sedada. No concurrió tampoco al velatorio de su esposo.

Soria tenía 61 años y el 10 de diciembre pasado se había convertido en el primer gobernador justicialista de Río Negro desde la recuperación de la democracia en el país. El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, lo recordó como un "gran trabajador de la política, un luchador y un gran peronista". Con respecto a las exequias del gobernador fallecido, por voluntad de sus hijos no hubo funeral o entierro de carácter políticos. Sólo se realiza una "ceremonia íntima" en el cementerio privado "Parque Las Fuentes", donde fue inhumado.