Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
España advirtió que la crisis puede empeorar
Según las autoridades españolas, el déficit público podría superar el 8%. El anterior gobierno había previsto acabar 2011 con un déficit del 6% del PBI
2 de enero de 2012
El flamante ministro español de Economía, Luis de Guindos, afirmó que el déficit público podría superar el 8%, la cifra revelada el viernes último por el gobierno, que ya estaba por debajo de los objetivos anunciados por Zapatero.

"Es posible que se pase del 8%, pero espero que no sea mucho", dijo el ministro, en declaraciones a la radio Cadena Ser. El anterior gobierno socialista había previsto acabar 2011 con un déficit del 6% del PBI.

El nuevo gobierno conservador de Mariano Rajoy anunció el viernes un drástico plan de recortes por 8900 millones de euros así como un aumento temporal de los impuestos para recaudar 6275 millones en 2012 y justificó su decisión por el déficit público superior al 6% previsto.

"Una parte importante de la desviación ha sido de las comunidades autónomas", dijo el ministro. "Yo creo que las comunidades autónomas van a hacer un esfuerzo", agregó.

Las regiones autónomas españolas están muy endeudas desde que estalló la burbuja inmobiliaria en 2008 y constituyen una fuente de preocupación para los economistas. Varias regiones, como Cataluña, empezaron en los últimos meses a aplicar severos programas de ajuste.

"Estamos en una situación muy difícil, muy compleja, seguramente la más difícil de las últimas décadas en España", afirmó de Guindos. "En este esfuerzo tenemos que estar todos", afirmó.

Mientras tanto, tan sólo diez días después de asumir el timón del gobierno español, Mariano Rajoy cosechó el fin de semana una ola de críticas contra su duro ajuste económico: el opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE) anticipó que votará en contra del plan, los sindicatos lo calificaron de "injusto" y los industriales advirtieron que con esas medidas no habrá crecimiento.

Así, los respaldos y adhesiones de la ciudadanía que llevaron al Partido Popular (PP) al poder en las elecciones anticipadas de noviembre pasado por el colapso financiero corren el riesgo de desintegrarse en menos de dos semanas de gestión.