Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Lluvia en Brasil: 8 muertos y miles de heridos
Un derrumbe de tierra provocado por una tormenta dejó 2 millones de damnificados en Río de Janeiro y Minas Gerais. Bomberos buscan gente sepultada
10 de enero de 2012
Un derrumbe de tierra provocado por una intensa tormenta dejó 2 millones de damnificados en los estados de Río de Janeiro y Minas Gerais, Brasil. El deslizamiento de tierras sepultó siete casas la madrugada del lunes en Jamapará, un distrito de Sapucaia ubicado a orillas del río Paraíba do Sul, en una área montañosa en los límites con el estado de Minas Gerais, al sureste de Brasil.

El secretario de comunicación de la Alcaldía de Sapucaia, Sergio Campante, informó a la televisión Globonews que el deslizamiento de tierras soterró las siete casas y parte de la carretera federal BR-393.

Hasta ahora han sido recuperados siete cadáveres y los bomberos buscan a catorce personas que supuestamente quedaron soterradas, de acuerdo con el secretario de la Defensa Civil del estado de Río de Janeiro, Sergio Simoes.

Las lluvias han causado desde comienzo del año otros diez muertos y dos desaparecidos en el estado de Minas Gerais, donde varias ciudades decretaron estado de emergencia, y un fallecido más en Río de Janeiro, según los balances más recientes de los organismos de Defensa Civil.

Este domingo, un dique de contención del río Muriaé se rompió en el municipio de Cardoso Moreira, en Río de Janeiro, y obligó a desalojar a cerca de 900 personas.

En todo el estado de Río de Janeiro, cerca de 15 mil personas han tenido que dejar sus viviendas por culpa de las lluvias y en Minas Gerais, 104 municipios están en estado de emergencia y 14.100 personas han sido evacuadas.

Para hacer frente a la situación, el gobierno brasileño anunció este lunes un paquete de medidas de emergencia para llevar asistencia a los damnificados y para prevenir nuevos desastres como los que ya han afectado a 2,5 millones de personas.

"Evitar muertes es nuestra prioridad", declaró este lunes la ministro de la presidencia, Gleisi Hoffmann, en una rueda de prensa posterior a la reunión que la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, mantuvo con los responsables de las cinco carteras implicadas en la prevención y atención a las víctimas de desastres naturales.

Entre las medidas, se aprobó el envío de cien profesionales de salud para reforzar la atención en el estado de Minas Gerais (sureste), el más afectado por las lluvias.

Rousseff aprobó, además, la apertura de una línea de crédito de 440 millones de reales (unos 240 millones de dólares) para atender a los municipios afectados por las lluvias.