Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Suman más trabas a la compra de importaciones
La AFIP dispuso que cualquier pedido de compra al exterior requerirá llenar una declaración jurada y esperar su aprobación antes de ser encargado al extranjero
11 de enero de 2012
El Gobierno sigue sumando trabas para impedir el ingreso de productos importados a la Argentina. Ahora, a través de una disposición, a partir del 1° de febrero ninguna compañía podrá importar ningún tipo de producto sin la autorización previa de varios organismos estatales.

Esta resolución cambia el circuito en el que venían funcionando las importaciones hasta ahora. Para que una empresa pueda planear su producción, primero necesita conocer cuando tendrá sus insumos. Y para eso, requerirá la aprobación de su declaración jurada. Para llegar a esta instancia, necesitan la luz verde de los organismos intervinientes (que ayer no fueron detallados) y luego una comunicación de la AFIP llamada MOA (Mis Operaciones Aduaneras, un servicio Web de AFIP muy usado en comercio exterior).

“Así como está, esto es como aplicarle licencias no automáticas” (hay que pedir permiso antes de comprar) a todas las importaciones”, explicaron a Clarín desde varios sectores (indumentaria, calzado, petróleo, automotriz, electrodomésticos, bodegas) donde pidieron no ser identificados por temor a generar enojo entre funcionarios, pero existía preocupación al respecto . “La resolución es vaga, le faltan definiciones específicas, pero tiene el potencial de frenar todas las importaciones”, analizaban.

La resolución de AFIP detalla que los organismos estatales se pueden inscribir en estos controles “en función de su competencia en la materia considerando la naturaleza de la mercadería a importar u otras condiciones establecidas por los mismos o por la AFIP”. Así, la secretaría de Comercio podría revisar lo que se le ocurra (desde juguetes hasta autopartes), para cuidar el superávit comercial.



Además de que todo podrá ser revisado, hay dudas sobre los tiempos y ejecutores de esta medida .“La norma no dice nada sobre cuáles serán los organismos competentes para informar la aprobación o negación de una importación”, explicó Martín Clément, gerente general de una firma dedicada al comercio exterior. “Sólo dice que el Sistema María (de Aduana) exigirá el número de las declaraciones juradas anticipadas y verificará que esas declaraciones se encuentren validadas por todos aquellos a los que les corresponda intervenir”, agrega.

Varias empresas prefirieron no hacer comentarios hasta que se conozcan más detalles del sistema. Entre los fabricantes, había algunos atónitos –”no entiendo que están haciendo”–, otros que estaban más alarmados -”se complica todo el proceso productivo”- y hasta algunos que relativizaron el asunto . “Todo depende de cómo lo apliquen. Puede ser un trámite más o un dolor de cabeza”, dijeron.

La AFIP habilitará un micrositio dentro de su página para estas importaciones. En los 80, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, rigió la “Declaración Jurada de Necesidad de Importación”. Bernardo Grinspun, por entonces ministro de Economía, la publicó hace 27 años, el 8 de enero de 1985.

La rama industrial de CAME le solicitó a Paglieri que se autorice la “importación de insumos, partes, piezas y materias primas en tiempo y forma a efectos de no interrumpir los procesos productivos que utilizan dichos elementos y que no son producidos localmente”. Tampoco hubo explicaciones adicionales por parte de la AFIP.