Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Alerta por falta de insumos en hospitales
Esto se debe al freno a las importaciones impuesto por el Gobierno nacional. Además, la empresa Juki, de motos, debió suprimir turnos de producción
13 de enero de 2012
Las política de restricción a las importaciones llevada adelante por el gobierno nacional, que el nuevo régimen de control a las importaciones que entrará en vigencia desde el mes próximo promete agravar, estaría generando un faltante de insumos médicos y de los necesarios para fabricar motos.

Según consigna una nota de Clarín, hay hospitales en los que faltarían elementos tales como guantes de látex, los más usados son de origen alemán, o llaves de 3 vías (se usan para administrar suero), cuya demanda no es cubierta por la escasa producción nacional pero que, a raíz de las trabas oficiales, tampoco se pueden importar.

La situación se repite con las jeringas descartables, repuestos para sillas de ruedas, y bombas de infusión -se utilizan en el posoperatorio-, que tampoco se consiguen.

De estos insumos hay fabricación local, pero no alcanza para a cubrir los requerimientos porque históricamente hospitales y clínicas han alternado entre los de producción nacional y los de procedencia extranjera.

En el caso de las operaciones traumatológicas la situación es similar y tiene una explicación sencilla: los tornillos y prótesis de origen local, utilizados para reparar problemas óseos, son de menor calidad que los fabricados en el exterior.

Los odontólogos, por su parte, padecen la falta de brackets y las bandas que los cruzan, que son empleados en los tratamientos de ortodoncia. También hay escacez de cerámicas para arreglos provisorios. Como en el caso anterior, aquí los extranjeros son de mejor calidad o estéticamente más vistosos.

La fabricante de motos Juki, que tiene la representación en el país de la japonesa Kawasaki y además fabrica la marca Mondiale, debió suspender turnos de producción.

Desde la empresa explicaron que se trataba de un sobreturno que estaba pautado entre los meses de octubre y diciembre. Sin embargo, su gerente general, José María Maggiani, explicó que "tienen 5080 motos de China, Japón y Estos Unidos paradas en la Aduana y eso les provoca problemas financieros.

La eliminación del sobreturno implicó, en los hechos, la desvinculación de 24 personas.