Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El capitán abandonó el crucero antes de tiempo
Por la conocida regla marina, debería haber esperado hasta que el último pasajero o tripulante dejara la embarcación. Pero escapó antes. Está detenido y acusado por la tragedia
14 de enero de 2012
El comandante del crucero italiano el "Costo Concordia", Francesco Schettino, quedó demorado por el accidente.

El fiscal Francesco Verusio interrogó durante varias horas al capitán para averiguar por qué el barco encalló a unos 500 metros de la isla Toscana de Giglio. Lo acusan de homicidio culposo múltiple y de abandonar la nave a pesar que adentro había gente. Las fuerzas de seguridad italianas ya comenzaron a investigar por qué ocurrió el accidente y decidieron demorar al comandante. Según un cable de la agencia internacional de noticias EFE, Francesco Schettino (52 años) fue interrogado durante varias horas por el fiscal Francesco Verusio.

Los medios italianos aseguran que el capitán está acusado de homicidio culposo múltiple, naufragio y abandono del barco mientras muchos pasajeros aún se encontraban dentro de la nave.

De acuerdo con fuentes de la investigación citadas por medios italianos, el comandante abandonó el barco a las 23:30 (de italiana), cuando las últimas personas que abandonaron el crucero lo hicieron entre las 2:30 y 3:00 de la madrugada de ese país. Durante su declaración, Verusio dijo que el impacto con las rocas se produjo a las 21:45. Según la primera reconstrucción del accidente, el capitán se acercó demasiado a la isla de Giglio y realizó una maniobra "inexperta" y por eso el casco de la nave chocó con un escollo.

El comandante se defendió y aseguró que las rocas no estaban en el mapa que llevaba la embarcación, en cuyo puente de mando se encontraba cuando se produjo el choque, según la naviera propietaria del barco, Costa Crociere.