Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Las rocas no estaban en los mapas", dice el capitán
Francesco Schettino, acusado de haber acercado demasiado a la costa al crucero italiano Costa Concordia, habría cometido un error de navegación que terminó en la tragedia de Toscana
14 de enero de 2012
"Estabamos navegando a una velocidad regular, "de turismo", cuando chocamos contra el borde de una roca que no estaba señalada": así relató el accidente del Costa Concordia el comandante del buque, Francesco Schettino, precisando que "nuestras cartas náuticas indicaban que en ese lugar había agua suficiente para navegar".

Entrevistado por el canal Tgcom24, Schettino se encuentra en estas horas al centro de las críticas que están lloviendo a raíz del naufragio, cuyas causas todavía no son claras.

"Estoy furioso, porque la emergencia que había en el barco tras el impacto fue muy mal manejada por el comandante y la tripulación", declaró a ANSA Giuseppe Lanzafame, que trabajó en un barco petrolero por años.

Sobre el siniestro ya se ha abierto una investigación judicial, mientras los encargados del caso están interrogando a los miembros de la tripulación.

Los expertos en este tipo de accidentes afirman que probablemente la colisión del buque contra la roca tuvo lugar unas millas marítimas antes de que el barco se acercase a la isla del Giglio. Según parece, el buque cambió de ruta cuando comenzó a embarcar agua, pero prosiguió la navegación: evidentemente -precisaron los investigadores- los responsables del buque consideraron que pese al choque, tenían la situación bajo control.

Cuando quedó en claro que no era así, el comandante habría ordenado acercarse a la costa del Giglio, hecho que en efecto impidió una tragedia mayor.

Según Raffaele Aiello -otro comandante experto en este tipo de navegación- lo que ocurrió fue "un grave error humano.

Evidentemente, el comandante del Costa Concordia siguió una ruta muy cercana a la costa, sin mirar las cartas náuticas: supongo que la colisión con la roca fue muy violenta, visto que estamos hablando de una embarcación de entre 130 y 150 toneladas".

"Si hubiese estado en el medio del mar, en cambio que cerca de la costa, seguramente el barco se hubiese hundido", aseguró por otra parte Aiello.