Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un llamado confirmó que el capitán huyó del buque
Recibió un llamado de la capitanía del barco. Cuando se dieron cuenta de que ya estaba en tierra le ordenaron que volviera a la nave. Está muy comprometido
17 de enero de 2012
Una conversación telefónica entre el capitán del Crucero Costa Concordia, que naufragó el pasado viernes en Italia, y la Capitanía de Puerto publicada hoy por la prensa italiana ratifica que el hombre abandonó el barco antes de que se evacuara a todos los pasajeros y no volvió a pesar de que se le ordenó regresar.

La prensa italiana transcribe hoy varias conversaciones entre el capitán Francesco Schettino, de 52 años, y la Capitanía de Puerto que muestran además que se ocultó también el motivo del naufragio.

El viernes a las 21:54 de italiana (las 17:54 en la Argentina), con el barco ya encallado frente a las costas de la isla del Giglio, en el centro de Italia, el capitán aseguraba que todo estaba bien y que se había tratado de un problema técnico.

Según publica Il Corriere della Sera, la Capitanía le preguntó a Schettino a las 00:32 del viernes (20:32 del jueves en la Argentina) cuántas personas quedaban a bordo. Y aunque la nave estaba aun llena el comandante respondió que solo unas 200 o 300.

La respuesta levantó las sospechas de la Capitanía, que le preguntó si aún estaba a bordo. Entonces el capitán confesó que el barco se estaba inclinando y que él lo había abandonado. "¿Pero cómo qué ha abandonado la nave?", le preguntaron, ante lo cual el hombre se retractó, pero desde la Capitanía ya no le creyeron.

Vuelva inmediatamente a bordo, suba por la escalera de seguridad y coordine la evacuación. Debe decirnos cuánta gente hay todavía allí: niños, mujeres, pasajeros, el número exacto de cada categoría. Comandante, es una orden, ahora mando yo. Antes ha declarado que ha abandonado el barco, vuelva a la proa y coordine el rescate porque ya hay muertos", le exigieron.

Schettino, que ya estaba en tierra firme, preguntó cuántos cadáveres había. "Es usted quien me tiene que decir cuántos. ¿Qué quiere hacer, irse a casa? Vuelva inmediatamente arriba y díganos qué hay que hacer, cuántas personas quedan y qué necesitan", le ordenaron.

El comandante aseguró que volvería, pero tanto testigos como los investigadores que llevan el caso afirman que nunca volvió y que lo vieron tomar un taxi hacia un hotel.

El naufragio se debió, según confirmó ayer la compañía naviera Costa Crucero, a un "error humano" del capitán que acercó hasta unos 150 metros de la costa de esa pequeña isla del mar Tirreno y en la maniobra impactó con un escollo.

Hasta el momento se han recuperado 6 cadáveres, entre ellos el de un peruano y un español, y se buscan a otras 29 personas.