Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
David y su furia: "los jueces son estúpidos"
Tras ser eliminado del Abierto de Australia en un polémico partido ante John Isner, Nalbandian estalló contra los jueces. “Son malos y estúpidos"
18 de enero de 2012
El tenistat argentino David Nalbandian rozó la victoria, pero todo terminó en una más que amarga derrota al perder un partido maratonico en el Abierto de tenis de Australia, en medio de un ataque de furia contra los jueces de silla, a los que definió, sin medias tintas, como "malos".

"Son malos, no tienen capacidad de tener buen criterio en los momentos importantes", dijo tajante el argentino tras caer ante el estadounidense John Isner por 4-6, 6-3, 2-6, 7-6 (7-5) y 10-8 en cuatro horas y 41 minutos de juego.

El norteamericano, número 17 del mundo, rozó la derrota ante Nalbandian (87), que terminó el partido discutiendo con el juez de silla francés Kader Nouni.

La furia de Nalbandian llegó con el partido empatado en ocho juegos en el quinto set. El argentino disponía de un punto de quiebre de servicio, el juez de línea cantó fuera un tiro de Isner, pero Nouni ejerció la prerrogativa de revisar el canto del "linesman" y le dio el punto al norteamericano.

Nalbandian pidió el "ojo de halcón", el sistema electrónico que permite determinar exactamente dónde cayó una pelota, pero el juez de silla le negó la posibilidad alegando que había dejado pasar demasiado tiempo.

"¿Alguien entre los jueces de silla o en la ATP que pueda explicarme esta situación? Quiero decir, ¿qué es esto? Esto es un Grand Slam", continuó lívido Nalbandian, que dio su rueda de prensa instantes después de la derrota, aún sudando por el esfuerzo.

En una caldeada cancha 2, con el público muy involucrado y el sol marcando el final de la tarde australiana, el argentino reclamó la presencia del supervisor del torneo, que respaldó al juez de silla.

"Es ridículo jugar esta clase de torneos con esta clase de jueces de silla. ¿Qué es esto, que hace la ATP? No entiendo esto en esa situación, 8-8 y break point. ¿Se puede ser tan estúpido para hacer algo así en ese momento?".

"¿Qué quiere el juez de silla? ¿Qué su foto salga mañana en los diarios?". Más calmo, Nalbandian admitió que no perdió el partido debido a aquel punto. "Pero fue una situación muy mala, increíble", dijo el jugador, que no derrota a un "top 20" en un Grand Slam desde Roland Garros 2006.

Nalbandian, que a los 30 años está encarando el tramo final de su carrera, aseguró que no tiene sentido presentar una protesta oficial por lo sucedido. "Si quieren hacer algo yo no necesito hacer nada, porque está en la televisión, en el video. Y cada vez que se habla con la ATP es igual a nada. ¿Para qué está la ATP? ¿Para los jugadores o para otros?".

Nalbandian cree que muchos jueces de silla en el circuito no tienen la experiencia suficiente. "Por ahí son muy nuevos, los ponen en estos partidos y no saben", dijo el argentino, que volará de regreso a su país para preparar la serie ante Alemania por la primera ronda de la Copa Davis, del 10 al 12 de febrero.