Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El fundador de Megaupload detenido
Apodado Dotcom, es unos de los diez más ricos de Nueva Zelanda y ya había sido condenado por la Justicia por un negocio fraudulento con un portal
20 de enero de 2012
Kim Schmitz, un alemán de 37 años, acusado por los Estados Unidos de dirigir el mayor portal de piratería informática desde Nueva Zelanda -donde está detenido-, es descripto como un millonario extravagante, que solía mostrarse en público rodeado de bellas modelos contratadas, pero era poco dado a relacionarse con extraños.


En su historial, Dotcom registra al menos un par de incidentes con la Justicia: uno en España, producto de su participación en carreras de autos por las rutas europeas; el otro en Tailandia, tras un negocio fraudulento que generó que lo deportaran a Alemania.


El conflicto legal con los automóviles se dio en 2004, en el marco de la Gumball 3000, competencia de coches de lujo que recorre parte de Europa y es conocida como la carrera de los millonarios. Un video de YouTube lo muestra en plena acción.


Primero se lo ve hablando a la cámara, mientras espera su turno para ser interrogado por las autoridades: “No sabemos qué ocurre, se llevaron nuestros coches y esperamos que acabe todo esto. Espero que lleguemos al Gran Premio”.


Luego reaparece y cuenta acerca de los policías: “Tenían una lista de matrículas y nombres, de una página entera; unas 20 personas aproximadamente. Uno vino hacia mí y me dijo: ‘Oye, tu’. Y yo pensaba: ‘Aquí tiene el dinero, adiós’. Pero hemos tenido suerte, nos pusieron una multa de 315 euros, cuando por todo lo que hicimos (no respetar las reglas viales y poner en riesgo a los demás conductores) nos podrían haber metido en la cárcel diez años”.


Finalmente, aparece en la puerta del Hotel Rey Juan Carlos I, al final del rally tras un día plagado de incidentes que lo pusieron en problemas con las autoridades.


En 2001, Schmitz vivió un conflicto legal todavía más grave: siendo aún Schmitz, gastó 375.000 dólares en la compra de acciones del portal de ventas en internet "LetsBuyIt", cuando este se encontraba al borde de la quiebra.


Luego anunció una inversión de 50 millones de dólares, que jamás concretó, y provocó que el precio de las acciones subiera de manera espectacular; tanto, que al venderlas se embolsó 1,5 millones de dólares. Por este negocio fraudulento fue detenido en Tailandia, deportado a Alemania y condenado a 20 meses de cárcel y una multa de 100.000 euros.


Ahora, Dotcom Schmitz afronta una pena de hasta 55 años de cárcel, en el caso de que sea deportado a los Estados Unidos y declarado culpable de los delitos que las autoridades de ese país le imputan.