Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El capitán se defiende y acusa a la compañía
Schettino dice que los dueños del Costa Concordia son responsables de la maniobra que hundió al crucero. "Ellos daban las órdenes", aseguró
22 de enero de 2012
Francesco Schettino, el capitán del crucero Costa Concordia que naufragó el 13 de enero en Italia, insiste en acusar a Costa Cruceros, la compañía dueña del barco, de haber planeado y ordenado la arriesgada maniobra que provocó el accidente.

El polémico capitán (que sigue bajo arresto domiciliario) declaró la semana pasada ante un tribunal que el viraje ante la isla de Giglio que derivó en el encallamiento había sido "planeado y ordenado por Costa antes de que el barco partiera de Civitavecchia". Así lo reveló el diario "La Repubblica" .

Según trascendió, Schettino afirmó ante el juez de instrucción que maniobras similares a las que se registraron en el accidente se dan siempre en las costas de Capri, Sorrento y en el mundo entero.

Frente a esta declaración, la fiscalía busca ahora interponer un recurso y espera que los datos y conversaciones grabadas en la caja negra ratifiquen sus dichos. Sin embargo, será difícil, según Schettino, que aseguró ante el tribunal que desde hacía 15 días no funcionaba la grabación de conversaciones. "Pedimos a un técnico que solucionara el problema, pero ello no ocurrió".

Al mismo tiempo, el capitán justificó haber tardado más de una hora en hacer una llamada de emergencia a la vigilancia costera. "Debemos actuar con seguridad, no quería enviar a los pasajeros al mar ni desatar el pánico (si no era necesario), pues habría habido muertos de forma innecesaria", argumentó.

No obstante, el presidente de Costa Cruceros, Pier Luigi Foschi, sigue echándole toda la culpa a Schettino y a su comportamiento "incomprensible", ya que "nunca había dado señales de abandono ni en el plano técnico ni en el humano", declaró en una entrevista con Le Figaro en la que reclamó que los comandantes ya no tengan "poder absoluto".