Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Del Potro chocó con un Federer imparable
En su partido número 1000 como profesional, el suizo lo dejó fuera de la semifinal del torneo por un contundente 6-4, 6-3 y 6-2
24 de enero de 2012
Bajo el agobiante calor asutraliano, el número tres del mundo, Roger Federer, volvió a dar cátedra con su tenis en el Rod Laver Arena al imponerse ante Juan Martín Del Potro por 6-4, 6-3 y 6-2 en 119 minutos de juego. Con esta victoria, se enfrentará el viernes al ganador del choque entre el español Rafael Nadal y el checo Tomas Berdych.

En el día de su partido número 1.000, el suizo no tuvo piedad y puso contra la pared al argentino ya desde el primer punto. Prácticamente no lo dejó pensar y pronto se adelantó 3-0, dejando en claro quién iba a mandar a lo largo del encuentro.

En tanto, Juan Martín Del Potro necesitó 20 minutos para ganar su primer game y acercarse en el marcador hasta el 1-3. De a poco el tandilense comenzó a levantar su nivel, a pesar de la incapacidad para aprovechar las situaciones favorables que llegó a disponer.

Una clara fue en aquel primer set: sacaba 4-5 y podía igualar el partido, la solvencia de Roger a la hora de intercambiar golpes pudo más. Finalmente logró quebrarlo y llevarse el set en 43 minutos.

En el segundo set se repitió la misma historia. Un Del Potro errático volvió a dejar pasar una buena posibilidad, ya que dispuso de cuatro break points para quedar 4-5 con su servicio. Sin embargo, Federer no bajó su intensidad, luchó y se llevó en 45 minutos el segundo parcial por 6-3.

El tandilense regresó a su silla cabizbajo mientras buscaba explicaciones en su entrenador, Franco Davín. El 6-4, 6-3 le había puesto el partido muy cuesta arriba, ya que Roger Federer solo cayó en dos oportunidades estando dos sets de su rival a lo largo de su carrera en un Grand Slam.

No obstante, la pesadilla del argentino continuó y se profundizó a lo largo del tercer set. De entrada, el suizo quebró su servicio. Del Potro tendría algunos arrestos de buen juego, pero el hombre al que muchos consideran como el mejor tenista de todos los tiempos ya estaba demasiado lejos en el marcador.

El anecdótico 6-2 final fue el fiel reflejo de la superioridad mental que ejerció sobre el argentino durante la mayoría del encuentro quién, a pesar de la derrota, se transformó en el décimo del ranking ATP que lidera el serbio Novak Djokovic.