Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Cuando empezó a inclinarse me bajé"
El capitán del crucero Costa Concordia, Francesco Schettino, le dijo a amigos por teléfono, que cuando el barco comenzó a inclinarse él se bajó de la nave
25 de enero de 2012
Una conversación telefónica interceptada por la policía traicionó al capitán del "Costa Concordia", Francesco Schettino, en una jornada en que retoman la búsqueda de personas en el crucero semihundido, indicó el diario ABC.es

Al día siguiente del naufragio, ocurrido el 13 de enero, cuando se encontraba en el cuartel de los carabineros, habló con amigos y colegas desde una habitación llena de micrófonos espías (lo hacen así a menudo los carabineros, para "robar" confesiones de los sospechosos). Y sus afirmaciones fueron clarísimas y confirman los errores y su decisión de abandonar la nave, aunque era consciente de que aún había cientos y cientos de personas por evacuar.

"Me caí sobre un bote salvavidas y no logré subir de nuevo a bordo", había declarado al juez. Pero, a las pocas horas de la tragedia, y sin imaginar que su conversación está siendo grabada admitió: "Cuando la nave comenzó a inclinarse, me bajé".

Al reconstruir la fase del choque del barco con el escollo, añadió: "Otro en mi puesto no habría pasado por allí. Pero para satisfacer al 'mánager'…pasa por aquí, pasa por allí…, y yo pasé". No queda claro si Schettino se refiere al maitre de la nave, al que iba dedicado el saludo a la isla de Giglio, o a un mánager de la naviera Costa Cruceros, propietaria del Concordia.

El mismo capitán Schettino había admitido ante el juez que la compañía programaba los saludos, acercándose a la costa, "para hacerse publicidad".

Además de las responsabilidades del capitán Schettino, "tendrán que ser los más altos ejecutivos de la naviera los que respondan de esta tragedia, y no solo desde el punto de vista civil". Así lo indica la abogada y diputada Giulia Bongiorno, que emprenderá una acción penal contra la compañía del "Concordia", representando a más de 30 pasajeros y otros muchos han anunciado su intención de adherirse a la iniciativa.

Este martes los equipos de rescate hallaron el cuerpo de otra persona dentro del crucero, y de esta manera el total de las víctimas fatales asciende ya a 16 personas, mientras que todavía se encuentran desaparecidos 17 individuos