Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Reyes de España: ¿Son una pareja 'Real', o falsa?
Un libro publicado por una especialista en la realeza asegura que desde 1976 los monarcas dejaron de tener relaciones sexuales, porque Juan Carlos fue descubierto con otra mujer
29 de enero de 2012
La monarquía española, una de las más respetadas del mundo, acaba de sufrir un golpe devastador, al publicarse un libro donde se asegura que los reyes Juan Carlos I y Sofía dejaron de mantener relaciones sexuales en 1975, cuando ella lo descubrió en la cama con otra mujer.

Según el libro "La soledad de la reina", escrito por la catalana Pilar Eyre, Sofía sorprendió al flamante monarca en la alcoba con la primera de una larga lista de amantes que le conocería. La investigación asegura que desde esa mañana del 10 de enero de 1976, la despechada soberana nunca más volvió a tener relaciones sexuales con su marido ni volvió a dormir, siquiera, en la misma habitación.

Es decir, sus vidas pasaron a estar unidas a través de la tenue película del protocolo, dentro y fuera del Palacio de la Zarzuela.

Sofía y Juan Carlos vivieron sus últimos 35 años sin otro diálogo fluido entre ellos que el impuesto por las fotos e imágenes de televisión que retrataron sus apariciones públicas.

En los días que siguieron a la presentación de su obra, Eyre perdió su trabajo como colaboradora en el canal Telecinco, donde además se habría prohibido hablar sobre la nueva biografía de la reina Sofía. En La soledad de la reina, la periodista, considerada una de las mayores especialistas en la realeza española, se anima a mencionar los nombres de las amantes que tuvo el rey en las últimas tres décadas y media.

En esta nómina sobresale la actriz y cantante Sara Montiel, uno de los íconos y símbolos sexuales del franquismo.

En esta lista también figuran la cronista veneciana y "condesa" Olghina Nicolis de Robilant, la princesa alemana Corina Sayn-Wittgenstein y la noble napolitana María Gabriella Giuseppa de Saboya, quien además fue la primera novia de un rey que es descripto por Eyre como un bon vivant que nunca pudo librarse de los designios del "fuego" de la sangre borbónica.

La autora también señala que Juan Carlos I puso a prueba su capacidad de seducción con la princesa Diana de Gales en 1987, en ocasión de un viaje de la "reina de corazones" británica a España, aunque la situación no pasó a mayores. Según Eyre, la última de las amantes conocidas de Juan Carlos I fue una chica de 25 años, de nombre Corina, quien llegó a vivir en el palacio de la Zarzuela, aunque habrían terminado su relación en las últimas fiestas de fin de año.

En tanto, la reina, descripta a través las 519 páginas del libro como una mujer sufrida y sin amigos, soportaría estas infidelidades aferrada a uno de sus máximos deseos: que su hijo Felipe sea rey y que no haya más obstáculos en esa carrera.