Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El Gobierno se quiere quedar con la caja de YPF
Con la excusa de controlar presuntos sobreprecios y mejorar el servicio, "funcionarios de primera línea debaten, como alternativa explícita, la recuperación de la petrolera estatal"
30 de enero de 2012
El Gobierno está debatiendo volver a nacionalizar la petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), controlada desde 1999 por el grupo español Repsol, según anunció el diario oficialista Página 12.

"En reuniones con gobernadores de provincias petroleras ya se plantea la alternativa de volver a una empresa estatal, desde la extracción de petróleo hasta la comercialización. La bandera de la renacionalización de YPF vuelve a asomarse en el horizonte", publicó el matutino, cuyo título de tapa es "Petropúblicas o Petroprivadas".

El artículo, que en ningún momento menciona a Repsol, sino que se refiere a YPF, agrega que "legisladores, especialistas y también funcionarios de primera línea participan de un debate que ya incorpora, como alternativa explícita, la recuperación de una petrolera estatal y, más concretamente, la renacionalización de YPF".

Página 12 asegura que el Gobierno accedió a informes en los que se comprueba que "la caída en el esfuerzo de inversión para mejorar la producción de la empresa viene de hace por lo menos dos años".

El Gobierno de Fernández de Kirchner y las cinco petroleras que operan en el país atraviesan un momento de tensión desde que, el pasado 16 de enero, Argentina acusó a Repsol YPF, Shell, Esso, Petrobras y Oil de cometer supuestos sobreprecios durante la venta de gasoil a las empresas de transporte de cargas y pasajeros.

La Casa Rosada denunció que las empresas cobran el gasoil a granel un 8,4% más caro que el que se comercializa en los surtidores, lo que genera una distorsión que alcanzaría a 3.500 millones de pesos argentinos anuales (811 millones de dólares estadounidenses).

Dos días después, YPF, cuyo paquete accionario está dividido en un 58%o en favor de Respol y otro 25% para el Grupo Petersen (propiedad del empresario argentino Enrique Eskenazi), emitió un comunicado en el que rechazó la acusación del gobierno.

"YPF rechaza de plano la denuncia formulada por autoridades del gobierno nacional y está a disposición, como siempre, para brindar las explicaciones que les sean requeridas por cualquier autoridad", indicó la compañía.