Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
12 de diciembre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristóbal López se quedó con el Banco Finansur
El empresario kirchnerista adquirió el 70 por ciento del Banco Finansur. Así, al negocio de las estaciones de servicio Oil y de los casinos, como el flotante, le suma el financiero
5 de marzo de 2012
El empresario del juego Cristóbal López, dueño de la cadena de estaciones de servicio Oil y cercano al kirchnerismo, cerró la compra del Banco Finansur, con lo cual selló su ambicionada incursión en el mercado financiero.

A través de la sociedad Indalo, López adquirió el 70 por ciento del Finansur en manos del mayor accionista de la entidad, Jorge Sánchez Córdova y otros propietarios minoritarios.

El Finansur, con casa matriz en Sarmiento al 700, en plena city porteña, tiene siete sucursales en la provincia de Buenos Aires, una en Córdoba y otra en Santa Fe.

Según un comunicado enviado a la Bolsa porteña, Indalo Entertainment Group S.A será titular del 70% del capital social y los votos de Banco Finansur S.A.

La operación se concretó el pasado 2 de marzo y comprendió en carácter de compradora un contrato de compraventa adquiriendo la cantidad de 19.294.871 Acciones Nominativas no endosables de $ 1 y 1 voto por acción" y "por cesión de derechos la cantidad de 29.050.000 Obligaciones Negociables Subordinadas Convertibles".

A mediados del 2011, el empresario Marcelo Figueiras -dueño de Laboratorios Richmond- ingresó con un porcentaje en el banco.

Semanas atrás, López había adquirió la tradicional marca de lácteos premium La Salamandra, lo cual refleja la amplitud de negocios en los que puso el pie este hombre cuyos negocios crecieron al calor del kirchnerismo.

Con la marca Indalo, López ahora produce dulce de leche, aceites y otros alimentos premium.

López alcanzó en los últimos años un ascenso meteórico, que va desde las maquinitas tragamonedas de los casinos a la red de estaciones de servicio y refinería adquiridas a Petrobras, que debutaron bajo el nombre Oil.

Ahora, con el Finansur, promete sumarle una pata financiera a su negocio.

López está en el negocio del juego en más de un tercio de la Argentina y su inversión explotó con la llegada de los Kirchner al poder y factura cifras millonarias.

Sus inversiones abarcan Buenos Aires, Santa Cruz, La Rioja, Misiones, La Pampa, Chubut, Mendoza, Santa Fé y Tierra del Fuego. A través de la empresa del juego más grande del país, Casino Club, dirige 12 casinos: Caleta Olivia, Comodoro Rivadavia, Rosario, El Calafate, La Rioja, Posadas, Río Gallegos, Río Grande, San Rafael, Santa Rosa, Trelew y Ushuaia.

Además, tiene dos casinos exclusivos sólo por temporadas, uno Playa Unión; y el otro, Rada Tilly, ambos en Chubut. También posee 15 salas de slots: Centenario, Centro, Garupá, Hilario Lagos, Kennedy, Las Heras, Parque Paraguayo, Pico Truncado, Puerto Deseado, Rawson, Rivadavia, Rotonda, Terminal de Ómnibus, Ushuaia y Villa Cabello.

López es un empresario que invierte en distintos rubros: es dueño de Casino Club SA.; NAEM SRL; Oil M&S SA; Lola SRL; Ganadera Santa Elena SRL; Casino de Rosario SA; Oil Construcciones SA.; Oil Minerals SA.; Altos del Glaciar SA.; Aceitunas Guadalquivir de Argentina SA.; Clear SRL; Pampa Pozo SA; Camino a un nuevo sol SA. y Santa Elena SA.

Además, es accionista del Casino flotante de Puerto Madero y maneja la explotación del Hipódromo Argentino de Palermo, concesión que el ex presidente Néstor Kirchner le cedió hasta 2032 a través del Decreto 1851, sólo 5 días antes de dejar su mandato.