Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
16 de octubre de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Fito cambió: ya no tiene más "asco"
Dijo que aquella frase que le daba "asco la mitad de Buenos Aires" fue dicha en un momento de "calentura". Acepta el voto de la gente
25 de septiembre de 2012
El músico Fito Paéz, un año después de la polémica por sus dichos, sobre el "asco" que el daban los porteños que habían votado a Mauricio Macri en 2011, asumió una nueva posición y se mostró arrepentido de esos duchos al sostener que los escribió en un "momento de calentura".

"Siempre fui un hombre que ejerció su libertad. Yo nunca especulé, no mido fuerza para ver si gano y pierdo. Conozco la historia de mi ciudad y en un momento me resultó muy extraño que la ciudad decida votar por alguien que está en la antípodas de lo que, yo considero, debe ser intendente de una ciudad tan maravillosa y loca como Buenos Aires", expresó el músico.

En ese contexto, agregó: "el artista debe expresarse con libertad y sacar lo que anida en su corazón, incluso el odio".

En el momento de recordar aquella frase que goleó fuerte en la sociedad y en los medios, el rosarino admitió: "Yo no vivo con esa sensación permanente. Fue un momento y lo escribí. Ya estoy en otro tema. Todo va tomando su lugar. Somos un país joven, estamos aprendiendo a descubrir lo que significa la democracia".

Luego, siguió con su justificación: "Cada cuatro años se pone en escena la voluntad popular. Cada gobierno que asuma va a llevar adelante sus ideas de la mejor manera posible. Todos estos conflictos, e incluyo mi calentura de su momento, son formas que estamos aprendiendo a conocer y manejar".

En aquella nota publicada en Página 12 en agosto de 2011 tras el triunfo de Macri en el balotaje, Páez expresó: "Da asco la mitad de Buenos Aires".

"El camino del odio no llega a ningún lugar, sólo podía ir en una dirección que no queremos. Pero sí tenemos que saber que en el centro del corazón humano, así como anida el amor, anida el odio y la violencia. Y es mejor expresarlo y saber que existe y no tenerle miedo", comentó, un año después de aquellas palabras que generaron tanto revuelo.