Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
EEUU logró evitar por ahora el impuestazo
La Cámara de Representantes votó un proyecto para evitar que se disparen una serie de alzas impositivas y recortes de gastos que podían dejar al país otra vez en una aguda recesión
2 de enero de 2013
La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un acuerdo y evitó a último momento el llamado "precipicio fiscal", que hubiese implicado alzas de impuestos para la mayoría de los estadounidenses y recortes automáticos del gasto.

El proyecto, aprobado por la Cámara dominada por la oposición republicana en una votación de 257 a 167, marca una victoria para el presidente Barack Obama, quien debe ahora firmarlo para que entre en vigor.

El texto implica un aumento de impuestos para los más ricos, con una tasa impositiva que pasará de 35% a 39,6% para los hogares con ingresos superiores a 450.000 dólares al año.

Pero el proyecto deja en suspenso muchas cuestiones al aplazar dos meses los recortes automáticos en el gasto público, sobre todo militar, con lo que se viene una nueva batalla a corto plazo entre la Casa Blanca y el Congreso.

Ante esta aprobación, Obama dijo que cumplió su promesa de campaña de hacer un sistema tributario más justo en Estados Unidos, poco después de que el país evitara los efectos del llamado "abismo fiscal" con un acuerdo aprobado tras frenéticas negociaciones en el Congreso.

También advirtió que no negociará con sus adversarios republicanos en el Congreso, ni ofrecerá recortes de gastos, a cambio de elevar el límite de endeudamiento del gobierno, conocido como techo de la deuda, necesario en el primer trimestre de 2013.

"Aunque voy a negociar sobre muchas cosas, no voy a tener otro debate con este Congreso sobre si ellos deben o no pagar las cuentas que ya han acumulado a través de las leyes que ellos aprobaron", dijo el presidente.

"Déjenme repetirlo. No podemos no pagar las cuentas en las que ya hemos incurrido. Si el Congreso se niega a dar al gobierno de Estados Unidos la posibilidad de pagar estas cuentas a tiempo, las consecuencias para toda la economía mundial serían catastróficas, mucho peores que el impacto de un abismo fiscal".

Poco después de hablar con la prensa en el Ala Oeste de la Casa Blanca, Obama tenía previsto partir para Hawai, donde retomará las vacaciones con su familia.