Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Críticas al gobierno por "parrillada" en la ESMA
El "festejo" generó cuestionamientos desde la oposición y también de organismos de derechos humanos. El enojo de un sobreviviente del horror en ese campo de concentración
3 de enero de 2013
La curiosa parrillada que el gobierno organizó en el ex centro clandestino de detención de la ESMA generó crítica desde la oposición y de organismos de derechos humanos, y también de un sobreviviente del principal campo de concentración de de la última dictadura.

El más cuestionado fue el ministro de Justicia, Julio Alak, principal funcionario presente en la celebración.

La organización de Derechos Humanos Herman@s de Desaparecidos por Verdad y Justicia reveló que el 27 de diciembre se despidió el 2012 con un asado y brindis para 2.000 personas en ese predio trágico. Allí ahora funciona el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti.

"Este despreciable asado constituye un ultraje a la memoria de los más de cinco mil compañeros desaparecidos", sostuvo la ONG.

Consideró que el episodio -que militantes de La Cámpora calificaron de catering- es una "ignominiosa afrenta a los familiares, quienes siguen preguntándose sobre el destino de sus seres queridos”.

Carlos Lordkipanidse, sobreviviente de la ESMA, dijo que "es absolutamente molesto y horripilante lo que hicieron en la ESMA. Llegaron a este punto en el que la falta de respeto es absoluta".

“Lo que se festejó ese día fue el fin de año del Ministerio de Justicia de La Nación, hubo obligatoriedad de concurrir, pusieron micros en los lugares de trabajo. Se mandaron a la parrilla kilos de chorizos y patys, lo que a los familiares y los relacionados con ese lugar es de mal gusto y desubicación”, denunció Lordkipanidse.

Para el sobreviviente de la ESMA, ''acá lo que hace falta son renuncias” porque “no es cuestión de pedir perdón”. Dijo que la ofensa de Alak es “como si hicieran pan dulces en los hornos de Auschwitz...''.

El ex diputado Miguel Bonasso también apeló a la comparación con Auschwitz: “Este gobierno está arrasando incluso con algunas virtudes que le habían otorgado una legitimidad de origen, como la recuperación de la memoria histórica. Pero, claro, que se puede hacer con tipos como Alak, capaces de abrir una discoteca en Auschwitz”.

Margarita Stolbizer, referente del FAP, se sumó a los pedidos de renuncias: "¿Qué esperan para echar de patadas a Alak? Sin verguenza!!! En cuanto salgan Boudou y Bonafini a bancarlo naufraga el proyecto nac & pop", dijo en twitter.