Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Puricelli: "Se me cae la cara de vergüenza"
El ministro de Defensa dijo que se siente así cuando la presidenta le pregunta por qué la Santísima Trinidad se hundió. Tesis de un "sabotaje"
23 de enero de 2013
El ministro de Defensa, Arturo Puricelli, volvió a instalar la idea de un "sabotaje" como hipótesis del hundimiento del buque Santísima Trinidad y dijo que se le cae "la cara de vergüenza" sobre el destino final de la embarcación que se fue a pique estando amarrada en el puerto.

"Se me cae la cara de vergüenza cuando la Presidenta me pregunta", confesó el funcionario , y luego agregó, "dentro de toda la sorpresa que me causa el incidente vivido por el Santísima Trinidad, indudablemente nosotros no descartamos bajo ningún aspecto la posibilidad de un sabotaje", ratificó.

En ese sentido, al funcionario dijo que "es raro que, estando amarrado a puerto, se pueda hundir en cuestión de horas sin ninguna razón aparente".

"O ha habido una mano rara o tienen que buscar una explicación de cómo un buque se hunde estacionado en el puerto", advirtió Puricelli y comenzó a sembrar dudas sobre lo ocurrido con el destructor, que tocó fondo en un sitio donde la profundidad del agua no supera los seis metros.

Desde Defensa se instruyó al jefe de la Armada, almirante Daniel Alberto Martin, para abrir un sumario en la fuerza por el hundimiento de la nave, que se encontraba amarrada en Puerto Belgrano, en virtual estado de abandono desde hace casi una década.