Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Murray rompió el maleficio con Federer
Por primera vez le ganó en un torneo de Grand Slam y ahora jugará la final de Australia ante Djokovic. El título australiano le es esquivo
25 de enero de 2013
El británico Andy Murray se clasificó finalista del Abierto de Australia tras romper su maleficio ante el suizo Roger Federer en torneos del Grand Slam y vencerlo por 6-4, 6-7 (5), 6-3, 6-7 (2) y 6-2, y ahora jugará el partido decisivo del certamen ante el serbio Novak Djokovic, el próximo domingo.

Murray, ganador del Abierto de Estados Unidos el pasado año, se volvió a sacar una espina que tenía profundamente clavada en su historial.

Si bien el historial es ahora favorable al británico, el escocés tenía una espina con Federer a quien nunca le había podido ganar en un torneo de Grand Slam.

El mejor físico del jugador de Dunblane, que no había cedido un solo set hasta esta semifinal, fue clave para que el discípulo de Ivan Lendl lograra la victoria ante Federer, que este año cumplirá los 31, y que por primera vez disputó dos partidos seguidos a cinco sets en su carrera.

Ahora, Andy Murray es el único jugador británico en alcanzar tres veces la final del primer Grand Slam del año, luego de Fred Perry quien ganó el título en 1934 y fue finalista en la temporada siguiente.

Murray nunca pudo ganar este torneo tras caer en las dos finales anteriores que jugó: en 2010 contra Federer y en 2011 ante Djokovic.