Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Susto: un asteroide 'rozó' la Tierra
Lo bautizaron "2012DA14", pesa 130 mil toneladas y pasó a apenas 27.860 km del planeta. Aseguran que no generó daños a los satélites
15 de febrero de 2013
Fue solo un susto, que no pasó a mayores pero abre interrogantes a futuro: a las 16:24 hora argentina el asteroide 2012DA14, con un peso estimado en 130.000 toneladas, pasó a apenas 27.860 kilómetros de la Tierra, lo más cerca que estuvo un objeto cósmico peligroso del planeta, reportó hoy la NASA.

El objeto gigante había sido detectado por astrónomos en España hace un año, cuando se hallaba a 4,3 millones de kilómetros de la Tierra y se aproximaba a 28.100 kilómetros por hora.

A las 16:24 el asteroide de unos 45 metros de ancho pasó sobre Sumatra (Indonesia) y se situó a unos 8050 kilómetros por debajo de los casi 400 satélites geo sincrónicos puestos en órbita por la humanidad, por lo que, en términos cósmicos, fue un "rozamiento" de la Tierra.

La roca, del tamaño de media cancha de fútbol, es tan opaca que los astrónomos sólo pueden observar su trayectoria en la gama infrarroja del espectro donde se refleja el calor del sol.

La Tierra recibe constantemente una lluvia de asteroides que, en su gran mayoría, son de tamaño pequeño y se queman por la fricción al penetrar la atmósfera.

La NASA recordó que en 1908 un asteroide, que se calcula medía unos 40 metros de ancho, penetró la atmósfera sobre Siberia y aplanó los bosques en un área de 2140 kilómetros cuadrados.

Pero si el 2012DA14 hubiese entrado en colisión con la Tierra, estallaría en la atmósfera con una potencia de 2,5 megatones, equivalente a 157 veces la energía liberada por la primera bomba atómica detonada sobre Hiroshima (Japón) en 1945.

Tal estallido causaría destrucción en una amplia región, pero de ninguna manera sería una amenaza para la vida en el resto del planeta.

Los astrónomos saben, además, que el paso cercano del 2012DA14 no es en el curso de una órbita, por lo cual no esperan que el asteroide vuelva a aproximarse a la Tierra.