Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Achican fuga de capitales, pero a un costo muy alto
En el 2012 se fueron 3.404 millones de dólares, la cifra más baja en seis años por la prohibición de comprar dólares, que destruyó el mercado inmobiliario y genera múltiples distorsiones
21 de febrero de 2013
El remedio fue inicialmente eficaz pero hay dudas sobre si el enfermo sobrevivirá mucho tiempo más tomándolo: la fuga de capitales se ubicó en 3.404 millones de dólares a lo largo de 2012, la cifra más baja de los últimos seis años, por efecto del cepo cambiario implementado en octubre del año anterior. Durante 2011 se habían fugado 21.504 millones de dólares, ya que las restricciones para la compra de divisas se empezaron a implementar a fines de octubre de ese año.

Según la información del Banco Central, en el primer trimestre se fugaron 1.606 millones de dólares; en el segundo, 1.966 millones; en el tercero, hubo un saldo favorable de 6 millones y en el último, fue de 163 millones.

La evidente caída en los volúmenes es consecuencia directa del cepo cambiario que se impuso en octubre de 2011, y que se profundizó a mediados del año pasado cuando prácticamente se bloqueó la compra de dólares para atesoramiento u operaciones inmobiliarias.

De esa manera, sólo quedó habilitada la salida de dólares por el turismo de argentinos en el exterior y la remisión de dividendos de empresas a sus casas matrices.

Una salida de fondos del sistema inferior al registrado en 2012 recién se dio en 2006, cuando la fuga se ubicó en 2.939 millones de dólares.

En 2007 salieron del circuito financiero un total de 8.872 millones de dólares, que se incrementó bruscamente a 23.098 millones en 2008 y bajó a 14.123 millones en 2009.

En 2010, la fuga se ubicó en 11.410 millones de dólares, según la información del Central y durante el 2011 trepó a 21.504 millones.

Por otra parte, el Banco Central de Uruguay informó que los depósitos de no residentes en el sistema bancario de ese país vecino aumentaron 16 por ciento en 2012, a raíz de la fuerte colocación de dinero por parte de argentinos.

Así las colocaciones cerraron el año en 3.675 millones de dólares, el máximo nivel desde marzo de 2002, correspondiendo el 75 por ciento a los argentinos, alrededor de 2.750 millones.