Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Olmedo, el bufón que el pueblo no olvida
Un cuarto de siglo atrás se mataba el gran actor rosarino en un accidente casi de ficción, al caer de un noveno piso en Mar del Plata. Eterno recuerdo
5 de marzo de 2013
Fue un sábado y la noticia golpeó como un mazazo del cual nadie pudo recuperase, cuando un día como hoy, hace 25 años, el talentoso cómico rosarino Alberto Olmedo fallecía en Mar del Plata tras caer del piso 11 de uno de los departamentos del edificio Maral 39.

Sin embargo, el recuerdo de su humor sigue vigente en aquellos que pudieron disfrutarlo y en las nuevas generaciones que lo descubren.

Como legado quedan en la memoria "El capitán Piluso", "No toca Botón" y tantos otros éxitos, que el público continúa extrañando mientras acompaña las repeticiones por televisión.

También todos recuerdan personajes como El manosanta, Rucucu, Rogelio Roldán y el inolvidable sketch de Borges y Alvarez, junto con Javier Portales, cuyo apellido verdadero era Alvarez, entre tantas creaciones, una suerte de manual de perdedores urbanos y con tentadas en cámara.

Olmedo había nacido el 24 de agosto de 1933 en Rosario y lo había criado solo su madre, de quien adoptó el apellido, ya que su padre los abandonó cuando era pequeño.

Sus comienzos en el teatro "La comedia" hicieron que el humorista se trasladara a Buenos Aires, donde encontró un lugar en Canal 7.

Después llegaron los éxitos junto a las mujeres más hermosas del país y, mientras Olmedo hacía temporada en Mar del Plata con el espectáculo "Eramos tan pobres", una madrugada encontró la muerte al caer desde un balcón.

Desde aquel trágico 5 de marzo de 1988 aún se lo sigue recordando.