Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Queremos una Iglesia pobre y para pobres"
Francisco volvió a cautivar en otra aparición publica, está vez ante periodistas de todo el mundo. Explicó el origen del nombre y habló del rol de la prensa y su relación con la Iglesia
16 de marzo de 2013
El papa Francisco señaló este sábado que le gustaría "una Iglesia pobre y para los pobres", al explicar por qué eligió el nombre del San Francisco de Asís, en la audiencia a la prensa internacional que siguió al cónclave.

"Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres", exclamó el papa Francisco, arrancando un fuerte aplauso de los presentes en la audiencia que se celebró en el aula Pablo VI del Vaticano.

El pontífice agradeció a los medios de comunicación todo su trabajo en estos días y explicó por qué eligió el nombre de Francisco, en referencia al santo de Asís.

"Durante mi elección tenía junto a mí al arzobispo emérito de San Pablo, el cardenal Claudio Hummes, un gran amigo, que cuando el asunto se empezaba a poner peligroso, me confortaba", explicó.

Después, agregó, "cuando los votos llegaron a los dos tercios y los cardenales aplaudieron, él me abrazó, me besó y me dijo: "No te olvides de los pobres'".

También aprovechó para analizar el papel de la prensa en el mundo y la importancia de evitar tratar los temas de la Iglesia "desde una lógica mundana".

Aconsejó hacerlo teniendo en cuenta su "naturaleza espiritual, no política".

"Solamente desde esta perspectiva se puede entender con razón lo que hace la Iglesia", sostuvo Francisco. Luego trazó un paralelo entre la tarea de la Iglesia y la de los periodistas.

"Nosotros no estamos llamados a comunicarnos a nosotros mismos, sino a tres elementos esenciales: la verdad, la bondad y la belleza", dijo, y consideró que esa misión le cabe tanto a su organización religiosa como a la prensa.