Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina ya no puede disimular crisis del dólar
Debió convocar a Olivos a los principales funcionarios del equipo económico para tratar de entender qué está ocurriendo en un mercado cambiario convulsionado
20 de marzo de 2013
En medio de una gran desorientación, la presidenta Cristina Fernández siguió con atención la marcha del mercado cambiario y mantuvo contactos con los principales referentes en materia económica de su Gobierno, luego de que el dólar "blue" se disparara a un récord de 8,75 pesos. En el marco de ese seguimiento, la jefa de Estado se reunió en la residencia presidencial de Olivos con la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont; con el ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

En tanto, también habrían asistido el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

La fuerte disparada en el valor del dólar en el mercado paralelo generó una brecha superior al 70 por ciento con relación a la cotización oficial de 5,10 pesos.

El objetivo de la reunión en Olivos fue intentar determinar cuáles fueron las razones por las que la divisa estadounidense se disparó 48 centavos en una sola jornada y llegó al nivel más alto desde la convertibilidad, consignaron fuentes del sistema financiero.

En paralelo con el recalentamiento del mercado cambiario, el Banco Central continúa perdiendo reservas, ya que según información oficial terminaron este miércoles en 41.003 millones de dólares, lo que significa una disminución de 2.229 millones en lo que va del año.

En una sola jornada, las reservas cayeron en 97 millones de dólares, ya que en la víspera estaban en 41.100 millones.

La jefa de Estado estaría convencida de que un grupo de "especuladores" busca presionar sobre la cotización de la divisa, luego de que sonara fuerte en la "city" porteña que el dólar "blue" podría alcanzar los 10 pesos.

La disparada del dólar se produjo después de la decisión de la AFIP de aumentar de 15 a 20 por ciento el valor del dólar para gastos en el exterior y también para la compra de paquetes turísticos.

Tras la disparada, circularon versiones sobre una posible salida del Banco Central de Marcó del Pont, y hasta se llegó a mencionar que la funcionaria se habría despedido del personal de la autoridad monetaria, aunque hasta la noche no había ningún pronunciamiento oficial al respecto.

Las recientes medidas oficiales fueron interpretadas en el mercado como una mayor restricción a la compra de billetes y dio lugar a todo tipo de versiones, como un posible desdoblamiento cambiario.

Esta situación se da en medio de un menor ingreso de divisas por parte de los exportadores, que recién empezarán a entrar al mercado a fin de mes o principios de abril.

En la víspera, el Banco Nación ofreció unos 80 millones de dólares pero resultaron insuficientes para frenar la suba en el mercado paralelo.

El viernes pasado, el billete superó la barrera psicológica de los 8 pesos, cuando un año atrás estaba en 4,80 pesos, lo que significó un aumento interanual del 77 por ciento.

Si se lo compara con el 31 de octubre de 2011, cuando empezaron las restricciones cambiarias y el dólar estaba en 4,49 pesos, la suba trepa al 95 por ciento.