Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Grupo Cardón se quedó con Pampero
Invirtió 29 millones de pesos, planea invertir en una planta en la provincia del Chaco y multiplicar por cinco los mil empleados que tiene en la actualidad
9 de abril de 2013
El Grupo Cardón sumó la centenaria Pampero, líder en indumentaria de uso intensivo, a su porfolio de marcas con los derechos de propiedad industrial e intelectual. La compró en $ 29 millones, planea invertir una planta en la provincia del Chaco y abrir 16 locales en el primer año.

Pampero emplea a 1.000 personas pero en los próximos cinco año prevé multiplicar por cinco la cantidad de empleados, le dijo a Asteriscos.Tv el dueño de Cardón, Gabo Nazar, en una rueda de prensa.

Pampero planea desarrollar productos innovadores, de calidad y alto rendimiento que excedan la industria indumentaria, con una excelente relación precio-beneficio y accesibles al consumidor de todo el país.

Para ello, proyecta la apertura de al menos 16 locales de venta mayorista y minorista para el primer año, en localizaciones urbanas y suburbanas a lo largo y ancho del país.

La representación que tiene actualmente en Uruguay es el punto de partida hacia otros países de la región. “Todo ello, sumado a la escala de producción local proyectada y el foco de los accionistas en el logro de competitividad permitirán sentar las bases para la internacionalización de Pampero, a través de la creación de valor, producción, confección y diseño argentino para América Latina y el resto del mundo”, declaró Gabo Nazar, dueño y fundador del Grupo Cardón.

Dijo que proyecta posicionar a Pampero como la "marca líder" a nivel nacional en una amplia gama de rubros.

Así, los nuevos accionistas potenciarán la expansión de sus productos a través de la creación de cuatro líneas de productos que comprenderán a los ya existentes y a aquellos que están en pleno desarrollo: Industria, Rural, Aventura y Básicos.

Dentro de estas líneas se encuentran: indumentaria básica, de trabajo y técnica, elementos de protección personal, calzado adulto básico y de trabajo, calzado infantil, línea para el hogar, soluciones de limpieza y tejidos recubiertos.

Para la producción, Pampero cuenta con una red de licenciatarios que fabrican en 13 plantas ubicadas en diferentes localidades de la provincia de Buenos Aires, Capital, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero y Maldonado (Uruguay), y se encuentra en proceso de instalar una planta de confección de prendas de tejido plano en la localidad Fontana, provincia de Chaco.

Con respecto a la distribución, Pampero está desarrollando una red de distribuidores oficiales, quienes comercializarán los productos en todo el país.

Pampero genera aproximadamente 1000 puestos de trabajode manera directa e indirecta y, según adelantó Nazar, planea multiplicarlos por cinco en los próximos cinco años.

“Pampero generó un fuerte interés en nuestro grupo puesto que se trata de una marca centenaria y autóctona que posee una alta valoración por el consumidor extendida en el tiempo. Pampero tiene por sí misma la potencialidad para convertirse en la primera marca multitarget argentina con inmejorable ecuación precio-calidad”, agregó Nazar.

Pampero, la marca de todos, nació en la primera década del siglo XX dando nombre a una lona destinada a proteger lo más importante que podían tener los trabajadores rurales en aquel entonces, su mayor patrimonio: las cosechas.

Su resistencia y durabilidad fue tal que el usuario confió en Pampero desde un primer momento.

Esto demuestra que la marca centenaria posee una alta valoración por el consumidor extendida en el tiempo.

Una vez que estaba garantizado el cuidado del fruto del trabajo, Pampero pasó a proteger al trabajador, a la persona, transmitiéndole esa misma confianza y por lo tanto, más seguridad y potencia de trabajo.

Desde aquel momento y hasta ahora, Pampero brinda la posibilidad de vestirlo íntegramente (indumentaria laboral, guantes, ropa de abrigo, prendas impermeables, fajas lumbares, calzado de seguridad) con productos que equivalen a calidad, trayectoria y confianza.

Entonces, surgió el desafío de transmitir esa confianza fuera del ámbito laboral incidiendo en todos y cada uno de nuestros actos, no sólo cuando trabajamos.

Es así que Pampero decidió realizar productos básicos con los mismos paradigmas de calidad. Hoy cuenta con una amplia colección desarrollada donde cuida los detalles de terminación, suma diseño a la calidad y tecnología de sus telas, y se adapta a las tendencias del mercado.

Sus líneas de prendas y calzado ya son clásicos, y hoy cuenta con una amplia colección expresada en cuatro categorías: Rural, Industrial, Aventura y Básicos. De esta manera, brinda al público, en todo momento, la comodidad y durabilidad que otros productos no ofrecen.

Por todo esto, Pampero no sólo tiene historia, sino que tiene presente y por supuesto, futuro.

Pampero prevé instalar en la provincia del Chaco en la localidad de Fontana una unidad operativa de producción de indumentaria para prendas de Tejido plano. De esta manera impulsar el desarrollo de esta zona textil-algodonera, a través de la generación de recursos y puestos de trabajo.

Las actividades principales a desarrollar en el marco del proyecto de inversión serán principalmente industriales y comerciales. Son objetivos específicos del proyecto la confección, fabricación, distribución y comercialización de prendas de tejido plano, ropa de denim, bombachas de campo y equipo de ropa de trabajo.