Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Buscan subordinar al Poder Judicial"
El ex jefe de Gabinete Alberto Fernández se sumó a las críticas contra la reforma judicial. Dijo que solo beneficia al Estado y que los propios K la cuestionan
14 de abril de 2013
Con la reforma judicial la presidenta Cristina Fernández busca "subordinar el Poder Judicial al Ejecutivo", alertó hoy el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández.

Enfrentado al gobierno, Fernández advirtió que el proyecto de reforma "al único que beneficia esta reforma es al Estado".
Incluso, dijo que diputados oficialistas le confesaron que el plan del Gobierno es un "disparate".

Fernández considero "de una enorme gravedad" el proyecto de reforma judicial y dijo que "al único que beneficia esta reforma es al Estado".
Sostuvo que el único interés que persigue la presidenta Cristina Fernánedz es "subordinar el Poder Judicial al Poder Ejecutivo" y consideró que el espíritu del proyecto es "volver partidaria la elección de los jueces".

En cuanto al proyecto para la elección popular de los magistrados, lo consideró "inconstitucional" y aseguró que "dos o tres diputados del oficialismo" le confesaron que "esto es un disparate".
El ex jefe de Gabinete advirtió que esta reforma "intenta todo lo contrario a democratizar la Justicia" porque "busca hacer más difícil la acción de los ciudadanos frente al Estado".

También cuestionó el cambio de postura de la Presidenta que, en 2006, cuando era senadora, impulsó la reforma del Consejo de la Magistratura para reducir de 20 miembros a los 13 actuales el cuerpo encargado de nombrar y remover magistrados, y que con la actual reforma pasaría a 19.

"Ha habido un enorme cambio de la Presidenta", enfatizó y agregó: "Es una locura, durante años ha defendido todo lo contrario".
Fernández dijo que la reforma es "de una enorme gravedad" y subrayó que es necesarios que "la gente perciba que esto es una discusión de abogados, pero que están en juego sus derechos ciudadanos".