Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Insólito: Fariña dice que le hizo una "cama" a Lanata
En un argumento que hace agua, una de las personas más salpicadas por las sospechas de lavado de dinero de Lázaro Báez dijo: "Le di ficción a Periodismo Para Todos"
16 de abril de 2013
La impunidad con la que los socios de negocios del kirchnerismo parecen decididos a manejarse no tiene límites.

Tras el escándalo por las denuncias sobre la posición de Lázaro Baez como testaferro y socio de negocios de Néstor Kirhcner, su auto, Leonardo Fariña, salió a asegurar que sabía que el periodista Jorge Lanata le estaba haciendo una cámara oculta y que inventó todo para hacer quedar mal al programa Periodismo para Todos.

En la cámara oculta, Fariña dijo, entre otras cosas para el escándalo, que el empresario kirchnerista Lázaro Báez habría sacado del país 55 millones de euros "negros", y que era socio de Kirchner "en todo".

El contador fue al piso de Intrusos, de Jorge Rial, y le aseguró: "Te voy a contar la verdad y te la voy a probar", y en forma increíble, negó que le hayan hecho una cámara oculta.

Fariña dio una nueva versión sobre su relación con Báez, embistió contra Lanata y aseguró que está "a disposición de la Justicia", aunque consideró que "no hay pruebas para que me denuncien", a pesar de que de la cámara oculta surge claramente que se autodenunció como autor de ilícitos.

Fariña -seguramente después de meditar la mejor estrategia para enfrentar el escándalo, desmintió que hubo una cámara oculta en PPT.

"Yo sabía que me estaba grabando. Nunca fue una cámara oculta", sorprendió.

"Si yo peco de soberbio, Lanata peca de más soberbia que yo. De la misma manera que él me hizo una operación periodística a mí, yo se la hice a él", dijo Fariña, en una declaración que despertó cierta hilaridad entre algunos periodistas que lo entrevistaban.

"Yo estoy hablando para lavar mi imagen", dijo Fariña, y aseguró que "Lanata quería ficción, yo le di ficción.Todo lo que yo dije, desde cómo se lava el dinero y como venía, toda esa ficción que le di a él, está acá, ya lo dijeron los periodistas".

En simultáneo, desde su programa en Radio Mitre, Lanata le respondió: "Lo único que le digo a Fariña es que vea el programa del domingo que viene [por PPT] y que le mando un abrazo".

En una nota con Lanata, emitida el domingo a la noche, Fariña, marido de la modelo Karina Jelinek, se había presentado como el hombre de confianza Báez, uno de los mayores contratistas durante el kirchnerismo, e involucró al ex presidente Néstor Kirchner en supuestas transferencias millonarias de dinero a paraísos fiscales.

El testimonio de Fariña fue ratificado en una entrevista emitida en el mismo programa con Federico Elaskar, dueño de una financiera a través de la cual, según su testimonio, Báez y Fariña transfirieron fondos al exterior en cuatro meses por 55 millones de euros.

"Yo nunca manejé bolsos con plata. Quiero ver como Elaskar, que afirmó que iba conmigo, lo prueba. Nunca vi un bolso", sostuvo Fariña.

Fariña intentó dar alguna explicación sobre el inicio de su vínculo con Báez, al sostener que se acercó a la empresa Austral Construcciones SA, la constructora del empresario, para asesorarlo porque "necesitaba una renovación de bienes de capital".

"Austral me pagó el pasaje al Sur, y me presentaron a Martín Báez. Les propuse que utilicemos al Banco Nación para que les dé un crédito a ellos, como contratistas del Estado. Les dije que hagamos un descuento vía un fideicomiso, a través del Banco Nación", señaló.

"A partir de ahí empecé a tener reuniones y asesorarlo", dijo Fariña, quien no aclaró cómo continuaron los negocios con Báez tras ese primer acuerdo, y sólo se remitió al final de la relación.

"Cuando se concretó yo ya no estaba con él por mi supuesto problema mediático", dijo.

Fariña reveló, además, que conoció a Néstor Kirchner a través de Báez -reiteró que comió asados con el ex presidente- y lanzó: "Yo estaba impresionado por Lázaro, porque es un groso. Yo al tipo le tengo a precio, tengo una cuestión personal con él".

"De Lázaro Báez solo cobré alguna que otra regalía, mi mejor cobro fue que me abrió muchas puertas", agregó.

Luego, le pidió "disculpas" a él y a la presidenta Cristina Kirchner por las revelaciones que hizo.

Fariña afirmó: "Me pongo a disposición de la Justicia. No hay pruebas para que me denuncien".

La insólita entrevista que brindó Fariña abrió aún más dudas sobre la magnitud del escándalo y abre un severo interrogante sobre si no fue obligado a salir con ese argumento para tratar de bajarle el tono a lo que podría convertirse en el mayor escándalo de corrupción desde que el kirchnerismo llegó al poder en 2003.