Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Arrepentido: el financista Elaskar dice que mintió
Tras el escándalo que produjeron sus declaraciones televisivas, parece haber tenido miedo y retrocedió. ¿Lo apretaron desde el poder? Cada vez más dudas y juego sucio en el mundo K
17 de abril de 2013
En un hecho que abre aún más interrogantes sobre el escándalo que salpica al supuesto testaferro de Néstor Kirchner, el ex dueño de la financiera SGI Federico Elaskar dijo ahora que mintió en su entrevista con Jorge Lanata y lo desmintió.

Elaskar había dicho que gestionaba la salida de dinero al exterior y que había recibido amenazas de Lázaro Báez.

Ahora, cambió su versión, y afirma que no conoce al empresario K.

Así, crecen las dudas sobre si fue presionado para cambiar su versión, lo cual negó de plano.

El domingo último, Lanata presentó en el programa Periodismo para Todos una cámara oculta al empresario Leonardo Fariña en la cual revelaba cómo blanqueaba dinero el empresario Báez, ligado al kirchnerismo.

Sin embargo, tres días más tarde, Fariña -cuyo enriquecimiento meteórico es indisimulable- dijo que todo lo registrado por la cámara fue "guionado" supuestamente por é y que todos sus dichos fueron ficción, lo cual cuesta creer.

El informe presentado por Lanata incluía una entrevista a Elaskar, ex dueño de la financiera SGI, a través de la cual se gestionaba la salida del dinero hacia el exterior.

El financista ratificaba lo revelado por Fariña en la cámara oculta.

"Él era el cadete millonario de Lázaro Báez: intermediaba, a partir de nosotros, el envío de decenas de millones de dólares y de euros a sociedades en el extranjero que estaban vinculadas directamente al empresario y sus hijos, Martín y Leandro", detalló Elaskar.

"Se armaron entre 40 y 45 sociedades offshore en Belice, Panamá, Seychelles y distintos paraísos fiscales que están poco regulados; en general se utilizaba Belice con cuentas de banco en el Lombard Odier de Suiza, era una estructura que estaba bastante aceitada", apuntó el financista.

Finalmente, Elaskar también dijo ante Lanata que era una "víctima" de Báez y Fariña, quienes lo habrían obligado a vender la empresa que él mismo había fundado.

Ahora, Elaskar dio un giro de 180 grados, aseguró que todo lo declarado ante la cámara de Periodismo para Todos fueron "puras mentiras" y pidió "perdón" por no decir la verdad.

En una entrevista brindada al canal América, Elaskar dijo desconocer a Báez, que SGI "no es una cueva" y que esa compañía "no sacó dinero del país".

Consultado por los motivos de su primera declaración, donde afirma haber mentido, Elaskar precisó que fue "por enojo" hacia Fariña, Fabián Rossi y "otra gente" que había trabajdo en SGI.

"Me enojé porque cuando vendí la empresa mucha de esta gente no se vino conmigo y me sentí traicionado", agregó al respecto. Rossi, marido de Ileano Calabró, estaba sindicado como el nexo para desviar dinero "negro" a Panamá.

"Me llegó información, la maximicé y la utilicé. La verdad es acá nunca se lavó dinero", puntualizó Elaskar. Según su nueva versión, en la nota con Lanata buscó "realizar algo de palanca para negociar". "No me quise autoincupar, incluso le pedí (a Lanata) que no saque la nota al aire, cinco veces se lo dije de todas las maneras posibles", afirmó.

En la entrevista con el periodista Rolando Graña, el ex dueño de SGI sostuvo que su relación con Fariña "nace porque él venía a la empresa como cualquier persona que opera en la city".

Según, Elaskar, luego tuvo una "amistad" con Fariña. "Cuando las amistades se rompen, a veces terminan mal y nos tiramos mierda (sic) con él (Fariña) y con Rossi, todos contra todos", agregó.

En cuanto a Báez, Elaskar dijo desconocerlo. "No lo conozco, no lavé plata para él ni para ningún funcionario. En mi vida atendí a un funcionario", precisó al respecto.

El ex dueño de SGI también desestimó su primera versión sobre las amenazas que habría recibido de parte de Báez y Fariña. "Pidó perdón, nunca me amenazaron de muerte, mentí a cámara y armé un gran problema", señaló.

"Pueden investigarme, no hice lavado de dinero, soy un chico que se equivocó por joven y por falta de experiencia", aseguró Elaskar, con tono de miedo.