Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Máxima devuelve brillo a monarquía
Destacan su carismática sonrisa y su cercanía con la gente, y cómo superó el cuestionado pasado de su padre como funcionario de la dictadura argentina
30 de abril de 2013
Parece una historia de película, pero es real. Hace once años, la pequeña y rica monarquía europea de los Países Bajos recibió a Máxima con preocupación debido al pasado de su padre, Jorge Zorreguieta, alto funcionario de la dictadura argentina (1976/1983). El Parlamento holandés estuvo a punto de impedir su enlace con Guillermo Alejandro, el rey de Holanda.

Finalmente se casaron en febrero de 2002, eso sí, sin la presencia de los padres de la novia, que tampoco estuvieron en la fiesta de entronización.

"Máxima tiene un gran corazón y una gran capacidad para conectar con las personas. Con esas cualidades será de gran apoyo para Guillermo-Alejandro, quien junto a ella hará una buena pareja para reinar", señaló Beatriz, en un discurso el lunes, un día antes de abdicar.

Los holandeses no tardaron mucho en sucumbir a sus encantos", dijo Fred de Graaf, presidente del Senado.

Máxima, quien cumple 42 años el 17 de mayo, se adaptó a sus obligaciones reales en tiempo récord: aprendió el holandés, la historia y las leyes del país y una lista interminable de reglas de protocolo y etiqueta.

Para satisfacción de los holandeses y de la prensa rosa, en sus primeros cinco años de matrimonio tuvo tres hijas (Amalia, Alexia y Ariana).

Los que la conocen desde su infancia cuentan que desde niña fue "ambiciosa, segura de sí misma y vital".

"Era una líder, siempre destacaba. No fue ni la mejor alumna, ni la más mona, ni la mejor en deportes. Destacaba por su gran personalidad. Por su avidez por la vida, por comerse la vida a bocados, por siempre a más", dijo a la AFP una buena amiga del Colegio inglés. La argentina se recibió de economista en la Universidad Católica Argentina (UCA) y en 1996 se fue a Nueva York, donde trabajó en el banco HSBC James Capel Inc., en el Dresdner Kleinwort Benson y el Deutsche Bank.

Y gracias a su selecto círculo de amigas del Colegio conoció en 1999 al príncipe Guillermo Alejandro, en la Feria de Sevilla.