Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Lavagna: si al FPT, no a la devaluación
El ex funcionario señaló que defiende el fútbol gratis que sostiene el gobierno. No lo usaría como "propaganda partidaria". Tampoco devaluaría
6 de mayo de 2013
El ex ministro de Economía Roberto Lavagna afirmó que si fuera presidente de la Nación mantendría el programa "Fútbol para Todos" pero aclaró que no lo haría con el uso de "propaganda política partidaria".

A la vez, el ex candidato presidencial también rechazó la idea de una devaluación, porque con esta acción "no se ganaría nada", como "tampoco se gana hoy con la inacción del Gobierno".

"El Fútbol para Todos hay que mantenerlo, no como un mecanismo de propaganda del gobierno. Lo mantendría gratuito y como un fenomenal mecanismo para explicarle las madres el momento en que tiene que vacunar a chicos, o a los jubilados el momento que se tienen que dar la vacuna contra la gripe, para darle a los jóvenes datos sobre cómo estudiar mejor. Es decir, mecanismos informativos puestos al servicio de la sociedad y no de un partido político", aseguró Lavagna.

Así, en plena campaña electoral, el ex funcionario se diferenció del líder del Pro, Mauricio Macri -un posible aliado electoral-, quien advirtió que si llegara a la presidencia tendría "otras prioridades" que la televisación gratuita del fútbol.

Sin embargo este no es el primer cortocircuito entre Lavagna y Macri, ya que también los diferencia la posibilidad de devaluar el peso o no.

"Las devaluaciones que se hacen fuera de contexto son muy negativas, tenemos los ejemplos de 2001 y principios de 2002; sería una manifestación del fracaso, no ganaríamos nada, como tampoco ganamos nada con la inacción del Gobierno", consideró el economista.

Además de Fútbol para Todos, el economista dijo que mantendría con cambios otras políticas centrales del Gobierno como la asignación universal por hijo y la estatización de YPF.