Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Gil Lavedra: "Fue un hito condenarlos"
El ex integrante de la Cámara que condenó a Videla y el resto del Juntas valoró aquel hecho histórico. Arslanian que ha muerto "condenado"
17 de mayo de 2013
Varios de los jueces que integraron el tribunal que condenó a las Juntas Militares se exprearon este viernes sobre la muerte del ex dictador Jorge Videla, quienes expresaron que aquel juicio llevado adelante en 1985 fue de " gran valentía y audacia".

"Tuve el honor de integrar ese tribunal y creo que la democracia dio una buena respuesta a esos crímenes, una respuesta de enorme audacia. Videla y estos criminales fueron juzgados y hoy Videla muerto cumpliendo la pena, como corresponde", Gil Lavedra.

El actual diputado radical integró junto a Jorge Torlasco, León Arslanian, Jorge Valerga Aráoz, Guillermo Ledesma y Andrés D'Alessio la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal que juzgó a las Juntas Militares en 1985.

En la sentencia, los magistrados condenaron con duras penas a la mayoría de los integrantes de las primeras tres juntas militares. Sin embargo, en 1990 fueron indultados por el presidente Carlos Menem. En 2006, Videla y otros militares quedaron en condición de ser nuevamente enjuiciados tras la declaración de inconstitucionalidad de los indultos.

Por su parte, el ex juez León Arslanian coincidió con el análisis de Gil Lavedra y celebró que haya fallecido juzgado, cumpliendo una condena.

"Fue responsable de crímenes atroces y aberrantes y representó el mal absoluto; inauguró el terrorismo de Estado en la Argentina", sostuvo en declaraciones radiales.

Y continuó: “Pensó que la suya era una cruzada contra los moros, que era una acción evangelizadora, que luchaba contra el demonio. Tuvo esa convicción hasta el último minuto. Era un hombre que no había reflexionado sobre lo que había hecho”.