Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Solo permiten extraer U$S 50 en países limítrofes
Ese será el tope mensual por tarjeta. En el resto será de U$S 800 mensuales, según la decisión adoptada por los bancos en consulta con el BCRA para frenar el "dólar Colonia"
25 de mayo de 2013
Bancos y tarjetas de crédito definieron como será la ampliación del cepo cambiario para tratar de limitar la todavía elevada fuga de capitales.

Decidieron que solo se podrán extraer a modo de adelanto de dinero en efectivo US$ 50 por mes en los países limítrofes y US$ 800 por mes en el resto de los destinos. El tope será por cuenta y por marca.

Si una persona tiene una Visa del Banco A y otra del Banco B, podrá sacar US$ 50 de cada una si viaja a Uruguay o US$ 800 de cada una si vuela a Madrid, para totalizar US$ 1.600.

Si tuviera una tarjeta MasterCard del mismo banco podría sacar otros US$ 50 u otros US$ 800 por mes.

Visa –propiedad de un grupo de bancos– anunció a las entidades emisoras que ya arrancó con los topes, mientras que en MasterCard y American Express trabajan para implementarlos ajustes en las próximas horas.

Ante el incremento de la salida de divisas a través del denominado dólar “Colonia” –se estima que entre enero y abril se fueron US$ 160 millones– el Central apeló a los bancos para que fijaran un tope de manera consensuada. El miércoles se habló de US$ 100 por trimestre para los países limítrofes, pero finalmente se decidió que fueran US$ 50 por mes y se mantuvieron los US$ 800 mensuales para el resto del mundo.

Como la posibilidad de retirar efectivo con la tarjeta era prácticamente la única ventanilla que quedaba para hacerse de billetes, en los últimos meses se había hecho frecuente ver los cajeros de la ciudad uruguaya de Colonia con colas de argentinos.

El costo de la medida no fue gratis, ya que el dólar paralelo volvió a retomar fuerza y avanzó casi hasta los 9 pesos, en una espiral que se está haciendo difícil de detener para el gobierno.