Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina se quejó de los "ataques" que sufre
La presidenta dijo que hay dirigentes que no son cuestionados por los medios mientras que ella recibe permanentes cuestionamientos. Admitió estar "cansada", pero no de gobernar
30 de mayo de 2013
En lo que pareció un mensaje dirigido al gobernador Daniel Scioli, la presidenta Cristina Fernández cuestionó a dirigentes que definió como "intocados" por los medios de comunicación, y fustigó que "miran para otro lado" ante los conflictos y no la defienden a ella ni a su proyecto político de las agresiones.

Pese a que no hizo nombres propios, la jefa de Estado se pronunció así durante un acto que compartió con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y sus críticas coincidieron con las que sectores del kirchnerismo achacan al mandatario provincial.

"Me llama mucho la atención que siempre haya dirigentes importantes de nuestro país 'intocados' por los grandes medios, tal vez porque tengan intereses también. Hay que atar cabos de por que les pegan a unos y no a otros. Estoy un poquito cansada, pero no cansada de gobernar, sino de que algunos se hagan los idiotas o me tomen a mi por idiota, porque siembre he actuado de muy buena fe", apuntó la mandataria en un acto en Lomas de Zamora.

En las últimas semanas la presidenta perdió 10 puntos de imagen positiva, en medio de las denuncias de supuesta corrupción contra empresarios allegados al riñón del gobierno.

Cristina sostuvo que tras la trágica inundación de La Plata no se le ocurrió "hacerse la estúpida y mirar para otro lado como hacen otros que siempre se borran y no ponen la cara, y dicen que todo está lindo y está bien".

"Fui y puse la cara donde no tenía que ponerla porque no era mi responsabilidad", subrayó la Presidenta y agregó: "Pese a que a mí no me defienden algunos dirigentes y cuando dicen las cosas que dicen de mí o de mi compañero miran para otro lado yo no me hago más la estúpida, no crean que soy estúpida".

"Valoro a los compañeros no que defienden al Gobierno sino a un proyecto político. Nada más fácil que quedar bien con todos y tener un millón de amigos, pero imagínense ese tipo de dirigentes ante corporaciones como las que ya conocemos", sostuvo, al tiempo que subrayó: "Cuidense mucho de esos a los que nadie les toca ni les llega y todo esta bien, porque hay que tener mucho coraje para enfrentar determinados intereses".