Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Agredieron al padre de la joven Paulina Lebbos
El hombre, que reclama justicia por la muerte de su hija en 2006 en una causa que "no avanza" en Tucumán, fue golpeado por la policía, que no lo dejó acercarse a Cristina Fernández
9 de julio de 2013
El padre de Paulina Lebbos, la joven asesinado en 2006 en un hecho que no tiene avance en la justicia tucumana ni detenidos, junto a integrantes de la comisión de "Víctimas de Impunidad" y del Partido Obrero fueron agredidos por la policía al intentar ingresar en la Plaza Independencia, lugar donde Cristina Fernández encabezaba el acto por el 9 de Julio, en compañía del gobernador, José Alperovich.

La idea inicial de Lebbos era encabezar una marcha "pacífica y respetuosa” pidiendo justicia por el crimen de su hija, tal como suele ocurrir todos los martes, y de paso aprovechar la visita de la primera mandataria para hacerle llegar su pedido de justicia.

Su intento de ingresar se vio obstaculizado ante el cerco policial ubicado en 9 de Julio y San Lorenzo. En ese lugar se produjo el enfrentamiento entre los efectivos y los manifestantes que luchaban entrar.

Los testigos del hecho afirmaron que Lebbos quería pasar a toda costa para acercarse hasta la Casa Histórica, donde estaría la Presidente. Pero por el momento no pudo lograr su cometido. Al padre de Paulina, incluso, le tiraron gas pimienta en los ojos.

La muerte de su hija de 19 años sucedió el 26 de febrero de 2006 después que festejara con amigas en una zona de bares y boliches de la capital tucumana llamada El Abasto, la aprobación de un examen, tras lo cual se fue en un taxi no identificado.

Su cuerpo fue hallado mutilado y con signos de haber sufrido golpes a la vera de la Ruta 341, a la altura de la localidad de Tapia, y desde entonces la causa del crimen pasó por tres fiscales, sin que registrara avance alguno.

Su padre acusó a los hijos de Alperovich por el crimen y a su secretario privado, Juan Alberto Kaleñuk. “Alperovich dijo públicamente por todos los medios a fines de abril de 2006 que sabía el nombre del asesino de Paulina y que faltaban horas para atraparlo. Hasta el día de hoy le seguimos reclamando que lo diga, pero lo está encubriendo", denunció.

Durante el acto de esta tarde, en el escenario, entre los funcionario estaba invitada Susana Trimarco, la madre de Marita Verón, desaparecido en 2002 y por la cual la jefa de Estado tiene siempre un reconocimiento y allí hablo de "una justicia más democrática para acabar con los privilegios y la impunidad"