Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mapuches protestan contra acuerdo YPF-Chevron
Ocuparon dos pozos petroleros en Vaca Muerta en rechazo de la firma de un contrato entre las petroleras YPF y Chevron de EEUU. Temen un daño ambiental irreparable en la zona
16 de julio de 2013
Indígenas mapuches ocuparon dos pozos petroleros en Vaca Muerta, una de las mayores reservas de hidrocarburos no convencionales del mundo, en rechazo de la firma de un contrato entre las petroleras YPF de Argentina y Chevron de EEUU.

"YPF está trayendo la peor empresa del mundo que es Chevron", dijo Lefxaru Nahuel, líder de la Confederación Mapuche de Neuquén, desde el lugar de la protesta.

La "ocupación pacífica" de los pozos por parte de un centenar de mapuches obligó a suspender la actividad desde la mañana del martes en un yacimiento donde opera una concesionaria de YPF en esa zona de Vaca Muerta, 1.100 km al sudoeste de Buenos Aires.

"Nuestra lucha es sobre todo contra la hidrofractura (sistema no convencional de fracturación de la roca por el que se extrae el hidrocarburo), que es contaminante, y también contra Chevron. Nuesta posición es de no permitir el ingreso de Chevron a tierra mapuche", insistió.

Los preacuerdos entre la petrolera argentina y Chevron contemplan una inversión inicial de 1.500 millones de dólares y una inversión global al final del proceso de unos 15.000 millones de esa moneda.

El capital estará destinado a la explotación de Loma La Lata Norte, unos 360 km2 de los 12.075 Km2 que YPF tiene en la formación geológica de Vaca Muerta, yacimiento de aceite y gas de esquisto.

"Se trata de un acuerdo que se hizo de espaldas al pueblo", dijo Nahuel y denunció que no se cumplió el derecho de consulta previa a los pueblos originarios.

En paralelo, la agrupación de izquierda Quebracho realizó una marcha hasta la sede central de YPF en la Capital, en rechazo del acuerdo con Chevron, cuya firma se esperaba en las próximas horas.

En tanto, el premio Nobel de la Paz argentino (1980), Adolfo Pérez Esquivel, sostuvo en un comunicado que "mediante este acuerdo con Chevron, los argentinos estamos entregando nuestros recursos a los EEUU y convirtiendo a YPF en una empresa altamente contaminante que usará el método conocido como fracking (fractura)".

El premio Nobel recordó que la firma estadounidense fue condenada en Ecuador ante una demanda presentada por unos 30.000 pobladores amazónicos por daños ambientales entre 1964 y 1990 por Texaco, empresa adquirida por Chevron en 2001.

Los técnicos de YPF niegan en cambio que la tecnología utilizada sea contaminante.

Sostienen que los tubos de acero rodeados de cemento por donde se hacen las inyecciones hidráulicas con arena para perforar la roca quedan "totalmente aislados de los acuíferos".