Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Hay que sacarle tarjeta roja a la mala onda"
Fue la propuesta de la presidenta. Defendió a Insaurralde y dijo que fue un intendente que se "arremangó". Compartió el escenario con Florencia Peña y vieron juntas un video
22 de julio de 2013
La presidenta Cristina Fernández encabezó un acto en Lomas de Zamora, el municipio conducido por el primer candidato a diputado del Frente para la Victoria por la provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde, donde la jefa de Estado pidió "sacarle tarjeta roja a la mala onda".

"Creemos que podemos sacarle tarjeta roja a la mala onda, a la cadena nacional de desánimo, a la que dice que está todo mal, a la que no quiere mostrar nada bueno", manifestó la Presidenta.

La mandataria en plena campaña defendió con mucha energía a su candidato y dijo: "Hemos cambiado a Lomas de Zamora que, después de La Matanza, es el municipio más poblado y tenía una historia de muchas frustraciones. A Martín [Insaurralde] le tocó enterarse por carta que iba a ser intendente del municipio y se arremangó", aseguró.

En el acto se inauguró un hogar para mujeres víctimas de violencia doméstica, en Villa Fiorito, y en ell escenario central, al lado de Cristina Fernández, se sentó la actriz Florencia Peña, una de las artistas que se manifestó afín al kirchnerismo.

Peña se involucró en la campaña contra la violencia de género en el municipio de Insaurralde y se mostró protagonista en un video institucional. El nuevo centro para mujeres fue bautizado "Fátima Catán", en recuerdo de una joven embarazada de 23 años que murió en 2010 tras ser rociada con alcohol y prendida fuego.

En este marco, la jefa de Estado se refirió a la violencia de género y aludió a una conversación con Florencia Peña. "Como recién hablábamos con Florencia, es cierto que la violencia física es irreparable. Pero hay otra violencia: la verbal y psicológica", dijo.

La Presidenta apuntó contra los medios y dijo que "si no se reprodujeran determinadas escenas y si la mujer no fuera mostrada como objeto, es posible que pueda paliarse la violencia de género".

"Voy a ayudar, si me lo permite mi nuera [Rocío García], a educar a Néstor Iván, para que cuide a las mujeres", dijo la Presidenta al aludir al reciente nacimiento de su primer nieto.