Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
El dolor del director Carlos Rivas con las Abuelas
El reconocido director y productor expresó en una carta de lectores su decepción con Estela de Carlotto por el "giro hacía la lucha partidaria" de la organización de DD.HH.
30 de julio de 2013
El director y reconocido productor Carlos Rivas, esposo de la actriz Gabriela Toscano, manifestó en una carta la indignación actitudes de Estela de carlotto, presidenta de las Abuelas de Plazo de mayo, y consideró que algunas de sus actitudes son de tinte "autoritario".

Lo hizo a traváes de un extensa carta que se publñicó en el diario la Nación , donde desarrolla su admiración por la lucha de las Abuelas en la recuperación de nietos desaparecidos, y lo avala con su propio compromiso en esa lucha y su activismo en mucho actos organizados por las Abuelas.

Sin embargo, hace pocos días sintió malestar al ver militantes de la organización de DD.HH. en la puerta del teatro donde representa su última obra "Love, love, love", repartiendo el periódico de las Abuelas con titulares en contra de la Corte Suprema de Justicia, defendiendo al polémico jefe del Ejército César Milani, entre otros puntos polémicos.

"En mi barrio no estaba bien visto ir corriendo los arcos en medio de un partido. Imposible para mi conciencia ética ser cómplice de semejante autoritarismo encubierto, contra el que traté de luchar durante toda mi vida", expresó Rivas en su carta.

Ese día, el director tenía planeado, la final de la función del día asumir su compromiso anual de leer la carta de las Abuelas, con la convocatoria a otra edición de Teatro por la Identidad, como realiza desde hace muchos años.

"Con la carta de Teatro por la Identidad en la mano, a punto de leerla, me sentí violentado ideológicamente. Víctima de una encerrona fáctica que pretendía obligarme a convertirme en Drácula si la leía o en Frankenstein si no lo hacía", agregó

En otro tramo de su carta, expresó: "Decidí no leerla: no quiero ser parte obligada de la campaña electoral del gobierno nacional. Y pedí que si alguno de mis compañeros de trabajo en el teatro quisiera hacerlo, aclarase al finalizar que no todos los integrantes de la compañía coincidían con esta acción. Debatimos, y se concluyó que no la leeríamos"

Finalmente, tras sentir que las Abuelas asumen una acción partidaria que las aleja de su lucha original, Rivas graficó su sensación personal con otro comentario sobre , lo que considera una asociación entre el gobierno y las Abuelas en campaña electoral: "Ayer vi un cartel de la campaña política del Gobierno: "En la vida hay que elegir". Por debajo del afiche creí ver chorrear el pegamento del autoritarismo.