Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
22 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Cristina Fernández y la veda: "No tengo miedo"
La presidenta desafió a quienes la acusaron de violar la veda electoral y desestimó la denuncia judicial. "¿Me meterán una denuncia por apoyar a los candidatos del FpV?", preguntó
3 de agosto de 2013
La presidenta Cristina Fernández desafió este sábado a la justicia y cuestionó la veda electoral al sostener en un acto de campaña en La Matanza que no tiene "miedo" a las denuncias en su contra.

"Pensaba, «¿Será conveniente que vaya esta mañana? ¿no me meterán una denuncia por ir a apoyar a los candidatos del Frente para la Victoria?». La verdad es que dudé. Pero no tengo miedo. He tenido y voy a seguir teniendo mucho coraje. Dije: «Vamos igual»", reflexionó la presidenta.

Estas palabras de Fernández surgieron luego de la investigación impulsada por el fiscal federal Jorge Di Lello en contra de la jefa de Estado para determinar si violó la veda electoral.

La Presidenta está acusada de haber inaugurado una obra pública y haber encabezado actos de gobierno destinados a "promover la captación del sufragio" a menos de 15 días de las elecciones , algo expresamente prohibido por la ley.

Este sábado, Di Lello justificó la investigación al afirmar que la "denuncia" le pareció "correctísima" y, aunque señaló que para estos casos la norma contempla una inhabilitación política de uno a diez años, afirmó que "sería hipócrita decir que esto va a suceder".

La causa se inició por una denuncia presentada anteayer por los precandidatos a diputados nacionales Ricardo Gil Lavedra, Humberto Tumini y Sergio Abrevaya, y a senadores, Alfonso Prat-Gay y Victoria Donda, todos de la agrupación de centroizquierda UNEN.

La primera plana del kirchnerismo dio el presente en el distrito bonaerense más poblado del conurbano, clave en los comicios. y con su presencia, la mandataria impulsó la lista oficialista en la provincia, encabezada por el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y la titular del bloque kirchnerista en la Cámara baja, Juliana Di Tullio.

"Voy a aguantar, le pese a quien le pese", afirmó la presidenta, quien luego recordó las campañas presidenciales de 2007 y de 2011. "Me acuerdo que en el 2007 un señor que dirige un monopolio no quería que sea candidata. En aquel año saltaron con el escándalo increíble con la causa que tienen nombre de yogur, Skanska", dijo.

"Nadie sabe en qué quedó, el único funcionario que procesaron quedó libre. El juez, ¿saben quién fue? Guillermo Montenegro. ¿Saben dónde está ahora? Como ministro de Justicia y Seguridad porteño. Después nos dicen que queremos politizar la justicia. Las cosas hay que decirlas para que no queden dudas. Mancharon gente con supuestas causas que quedaron en nada", lanzó.

"En la segunda campaña presidencial, quisieron ensuciar a una de las mujeres más transparentes. Perdió a sus hijos y tenía derecho a cobrar 500.000 dólares y se negó. A Hebe de Bonafini la querían ensuciar. Todo quedó en nada", agregó. Inmediatamente preguntó si estos casos no son argumento suficiente para "democratizar la Justicia en serio en la Argentina".