Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
A pesar de Cristina y Scioli, Massa lleva 5 puntos
El Gobierno está poniendo decenas de millones de pesos para ganar en un distrito clave como la provincia de Buenos Aires. Aún así, todavía está abajo en las encuestas
4 de agosto de 2013
A una semana de las PASO, en territorio bonaerense, el intendente de Tigre Sergio Massa mantiene 5,5 puntos de ventaja sobre el candidato oficialista Martín Insaurralde.

La masiva presencia de Cristina Fernández, pero sobre todo de Daniel Scioli, se logró achicar la diferencia de 10 puntos que le llevaba al desconocido intendente de Lomas de Zamora el líder del Frente Renovador.

El candidato del Frente Renovador acumula una intención de voto de casi el 33,8 por ciento contra algo más del 28,5 del intendente de Lomas de Zamora.

Muy relegados, peleando voto a voto por el tercer lugar, quedan el peronista disidente Francisco de Narváez y la radical Margarita Stolbizer, socia de Hermes Binner.

Un mes atrás,las encuestas le otorgaban 35,1% a Massa y 25,2% a Insaurralde, a quien el gobierno hasta llevó a mostrarlo con el papa Francisco, le sacó una foto y empapeló la Capital y el conurbano para tratar de remontar la cuesta.

La participación de la presidenta Cristina Fernández no alcanza todavía a dar vuelta un resultado que aparece esquivo para el gobierno.

Los datos fueron elaborados por la consultora Management & Fit en distintas localidades de la provincia de Buenos Aires con más de 50 mil habitantes. Es la misma consultora que midió la diferencia de 11 puntos hace en julio pasado.

El intendente de Tigre perdió sufragios a manos del delfín de la Casa Rosada pero le quitó una porción al resto de los rivales, porque subió el perfil opositor.

Los encuestadores creen que es una tendencia difícil de revertir porque quedan pocos días de campaña –el viernes a las 8 de la mañana comienza la veda electoral– pero no imposible. La definición, el próximo domingo.