Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
19 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Batalla campal en Neuquén por acuerdo YPF-Chevron
Hubo al menos seis policías y una decena de manifestantes heridos, dos de gravedad y uno por una bala de plomo, en un violento enfrentamiento frente a la Legislatura
28 de agosto de 2013
Otra vez la violencia.

Al menos seis policías y una decena de manifestantes resultaron heridos hoy, dos de gravedad y uno por una bala de plomo, en un violento enfrentamiento frente a la Legislatura neuquina durante una protesta contra el acuerdo de la petrolera YPF con Chevron.

Uno de los militantes lastimados recibió un impacto de bala de goma en el rostro y se temía que pudiera perder la visión de un ojo, mientras que el otro herido grave se encontraba internado en observación luego de que un cartucho de gas lacrimógeno lo golpeara en el abdomen.

En tanto, un hijo del decano de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Comahue, llamado Rodrigo Barreiro, resultó herido en el tórax por una bala de plomo, según dijeron los médicos que lo atendieron en el Hospital Provincial Neuquén "Dr. Castro Rendón".

Barreiro, de 33 años, presentaba en el hemitórax derecho un orificio de entrada, pero no de salida (a la altura del cuarto espacio intercostal sobre región anterior), y estaba previsto que quedara internado en observación, de acuerdo con un parte médico oficial divulgado por el sanatorio, aunque su estado de salud no revestía gravedad.

En medio de la refriega entre manifestantes que pugnaban por impedir la aprobación del acuerdo YPF-Chevron en la Legislatura provincial y policías que trataban de contenerlos, vallas de seguridad de por medio, al menos seis agentes también sufrieron lastimaduras, especialmente en la cabeza producto de pedradas y el impacto de otros objetos contundentes.

Así lo manifestó el jefe de la Policía de Neuquén, comisario general Raúl Laserna, quien dijo que uno de los policías heridos presentaba "un corte muy importante en la cabeza" producto de un ladrillazo y acusó a los manifestantes de haber lanzado contra los agentes de la Fuerza "un ataque desalmado que poco aporta a la democracia".

En medio de los incidentes, la oposición provincial cuestionó duramente a Laserna y especialmente al gobernador Jorge Sapag, por "sacar a la Policía a reprimir" frente al "gran rechazo que cosechó el acuerdo Chevron-YPF", según dijeron legisladores del Frente Amplio Popular (FAP).

La Asociación de Trabajadores de la Educación del Neuquén (ATEN) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), por su parte, anunciaron que mañana realizarán un paro con movilización después de los graves incidentes ocurridos este miércoles en cercanías de la Legislatura local, con un saldo -además- de al menos tres personas demoradas.

La refriega comenzó cuando la Policía neuquina primero trató de impedir el avance de una marcha de más de 4.000 personas rumbo al arlamento provincial y luego reprimió la movilización, en medio de un virulento ataque con bombas molotov, pedradas y hondazos de parte de los militantes.

Batalla cuerpo a cuerpo.

Mientras tanto, el oficialismo en la Legislatura neuquina se disponía a aprobar el acuerdo para que la multinacional estadounidense Chevron explote en forma conjunta con YPF una zona del megayacimiento de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, utilizando el polémico sistema de "fracking" (fractura hidráulica) para extraer los recursos: se trata de un método que genera temores de contaminación ambiental.

Los incidentes, una verdadera batalla campal que incluyó por momentos enfrentamientos cuerpo a cuerpo, se desataron cuando los manifestantes lograron traspasar una vallado de seguridad que había sido colocado en la noche previa por la Policía alrededor del palacio legislativo.

El ministro de Seguridad de la provincia, Gabriel Gastaminza, responsabilizó por los hechos a "desestabilizadores de la democracia" que incluso "vinieron desde afuera" de Neuquén y aseguró que la sesión para aprobar el acuerdo se iba a llevar adelante "sí o sí".

Laserna, por su parte, comandó en persona el operativo de seguridad y se mostró sorprendido al enterarse de que Barreiro había resultado herido con una bala de plomo: "Anoche se hizo una planificación muy específica que ningún policía pudiera tener su arma reglamentaria con cargador. Se dispuso anoche y se verificó esta mañana", subrayó.

De igual modo se expresó Gastaminza: "Es algo que nos ha asombrado muchísimo. Ninguno de los policías está con balas de plomo. Se están utilizando gases y balas de goma. Lo mejor que puede pasar es que investigue la Justicia, porque es un hecho extraño", remarcó, según publicó el diario La Mañana de Neuquén en su página web.

En el momento que Laserna llegaba al lugar de los incidentes, sobre calle Leloir frente a la Legislatura provincial, algunos periodistas que estaban conversando con manifestantes también fueron reprimidos con gases lacrimógenos, denunciaron los trabajadores de prensa.

Un hombre resultó gravemente herido cuando el cartucho de un gas lacrimógeno le impactó de lleno en la zona del abdomen, por lo que tuvo que ser hospitalizado de emergencia y se esperaba un parte médico sobre su salud.

"Se trata de un hombre joven, de origen norteamericano que alcanzó a decir que el ´fracking´ había contaminado el agua de su país, por eso se manifestaba junto a quienes rechazan el sistema de explotación", relataron testigos.