Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
La presidenta subió sus críticas a Barack Obama
Reiteró su enojo por la negación del presidente de EE.UU. a permitir el debate en la Cumbre del G-20 sobre los fondos buitre. Pidió una regulación internacional sobre el tema
6 de septiembre de 2013
La presidenta Cristina Fernández descargó nuevamente sus críticas contra Estados Unidos, en la figura de su mandatario Barack Obama, por la falta de apoyo a la Argentina en la disputa contra los fondos buitres, a través de su cuenta en Twitter.

"Planteé la necesidad de formular una ley de quiebras a nivel internacional", tuitió la mandataria, luego de recordar su reunión del jueves con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

"La gran pregunta es si la Corte Suprema de USA decide sobre una deuda reestructurada en 93% y que comprende a acreedores de todo el mundo", apuntó Cristina, en clara alusión a la disputa que dirimiría el máximo tribunal de Estados Unidos entre la Casa Rosada y los holdouts.

La Presidenta reiteró en las redes sociales su reclamo en el plenario con sus pares. Allí exigió instaurar una regulación internacional para las reestructuraciones de deuda que obligue a los bonistas a aceptar las condiciones del país deudor cuando la gran mayoría las haya validado.

La preocupación presidencial por la deuda en default aumentó desde que la Cámara de Apelaciones de Nueva York condenó al país a pagar al 100 por 100 los bonos en poder de fondos especulativos que no aceptaron los canjes de deuda lanzados por la Casa Rosada desde 2005.

También reiteró el planteo en contra de una invasión a Siria y que fue un tema caliente para el presidente Obama, que marcó los dos días de debates en la cumbre económica del G-20. La mandataria calificó la actitud del líder norteamericano de "cínica".

"Quiero pedir una vez más por la paz. Pretender que no haya más muertos provocando más muertos, resulta una paradoja o un ejercicio de cinismo", escribió. Obama atraviesa una controversia: aún no consigue los apoyos necesarios en el Congreso de su país para bombardear Siria, luego de acusar al régimen de Bashar Al-Assad de atacar con gas a los rebeldes.

Cristina se sumó a los dirigentes de la Unión Europea (UE) y los líderes de Alemania, Italia, China y los países emergentes del BRICs, que advirtieron a la Casa Blanca sobre el peligro que esto implicaría para el equilibrio mundial.

"Creemos que una intervención en Siria sería nefasta y desataría cosas que serían tal vez imposibles de controlar", escribió. Y agregó: "Quienes tienen la responsabilidad de ser primera potencia en el mundo son los que más deben contribuir a la paz".