Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Apoyo de familiares de la tragedia de Once
Destacaron la decisión del Gobierno de hacerse cargo de las líneas Sarmiento y Mitre. Sostuvieron que es una forma de intentar "mejorar las cosas" y acabar con el "vaciamiento"
12 de septiembre de 2013
Los familiares de las víctimas del la Tragedia de Once, ocurrida en febrero de 2012, avalaron la decisión del gobierno nacional de tomar el control total de los ferrocarriles Sarmiento y Mitre, y se esperanzaron en que se "puedan cambiar las cosas".

"Espero que puedan cambiar las cosas. Pero hace tiempo que se deberían haber tomado medidas de seguridad. A partir de ahora esto no va a ser a medias tintas. Ahora es completa responsabilidad del Estado y no tendrán vías de escape", señaló esta mañana Vanesa Toledo, hija de Graciela Díaz, una de las 51 víctimas fatales del choque ocurrido en la estación de Once.

Con la resolución 1083 publicada hoy en el Boletín Oficial, ya no quedan trenes de pasajeros bajo gestión privada. Esto no significa que a partir de ahora estará garantizado el buen funcionamiento de los servicios y la seguridad de los pasajeros, pero al menos habrá un único responsable, que deberá tener como principal premisa cuidar la vida de los usuarios y no tener como fin último generar beneficios económicos.

Por su parte, María Luján Rey, quien perdió a su hijo Lucas Menghini en el siniestro vial que dejó más de 700 heridos, celebró la medida y dijo que mantiene una mirada "positiva" de lo que pueda suceder, pero escéptica desde el punto de vista de los tiempos.

"Desde el día de la tragedia hasta ahora, ninguna medida me brindó tranquilidad ni seguridad, pero no puedo perder las esperanzas porque tendría que quedarme en mi casa llorando. Voy a seguir luchando por tener un tren como nos merecemos, hagan lo que hagan", advirtió.

"Los familiares de víctimas seguimos sosteniendo que una real estatización tiene que tener en cuenta la palabra de los trabajadores y los usuarios. Se requiere de políticas profundas, no es cuestión de cambiar de nombres", señaló la docente.

Según María Luján "lo que se hizo fue un quite de concesión del servicio a una empresa, como se le sacó a los Cirigliano luego de la tragedia. Pero los trenes siempre fueron del Estado, nunca dejaron de serlo. Las vías, los trenes, las estaciones, todo es del Estado. Por ahí suena más fuerte decir reestatizar, pero me parece que está bien que el Estado se haga cargo".