Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Merkel logró una amplia victoria en Alemania
La canciller logró su mejor resultado desde su llegada al cargo, en 2005, pero deberá buscar a un nuevo socio de gobierno al quedar afuera del Parlamento sus aliados liberales
22 de septiembre de 2013
La canciller alemana, Angela Merkel, obtuvo con la CDU el 41,5% de los votos, casi ocho puntos porcentuales más que en 2009 (33,8%), y logró el mejor resultado para los conservadores desde la reunificación alemana en 1990, y gobernará otros cuatro años. La CDU quedó cerca de lograr la mayoría absoluta en el Bundestag (la cámara baja del Parlamento), algo que sólo ocurrió una vez en la historia alemana, con el también demócrata cristiano Konrad Adenauer, en 1957.

El Partido Democrático Liberal (FDP), el socio menor de la coalición de centroderecha de Merkel, sufrió un debacle histórica con un 4,8% y quedó por primera vez fuera del Parlamento en los 65 años de la República Federal de Alemania, por no haber reunido el mínimo del 5% necesario.

El colapso de los liberales obligará a Merkel a negociar con algún otro partido para armar una coalición con mayoría en el Parlamento, y entre éstos principalmente con los Socialdemócratas (SPD), que salieron segundos con un 25,7% de los votos.

El partido ecologista de Los Verdes, un aliado natural del SPD, sacó 8,4%.

El fuerte respaldo alcanzado por Merkel muestra a los alemanes satisfechos por la economía alemana (a pesar de las diferencias crecientes y el aumento de la pobreza) y la gestión de su canciller en la crisis de la zona euro en una elección seguida con gran expectativa por el resto de Europa.

“Estamos decepcionados porque queríamos gobernar con Los Verdes, pero ahora la pelota está del lado de Merkel. Es ella la que debe buscar una mayoría. No está clara la situación, nadie debe definirse”, lanzó Steinbruck ante sus seguidores en Berlín.