Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
"Voy a pelear sino seré una homeless"
La modelo Karina Jelinek señaló que no dejará que su ex pareja Leo Fariña la deje en la calles. Segundo encuentro en Tribunales sin suerte
30 de septiembre de 2013
La modelo Karina Jelinek señaló que peleará con "uñas y dientes" lo que le corresponde por su divorcio con el empresario Leo Fariña y advirtió que sino lo hace será una "homeless".

Tras sostener este lunes la segunda audiencia de conciliación con su expareja, en la cual no hubo acuerdo, y sostuvo: "No trajo la documentación que tenía que presentar", describió y reiteró que luchará hasta última instancia por sus bienes".

La llegada de la expareja a los Tribunales de la calle Lavalle fue más tranquila, en comparación al primer encuentro, en el que el guardaespaldas de la modelo se cruzó con la prensa, que se agolpó para tomarle declaraciones.

Con un blazer gris y un pañuelo violeta, Karina saludó a los medios e ingresó al Juzgado Civil N° 88 de Familia, su expareja, en tanto, Leonardo Fariña, con su look canchero habitual (campera de cuero, lentes y el pelo atado) compartió la misma calma que su expareja: saludó a algunos curiosos y entró a la dependencia judicial.

Es la segunda vez que Karina y Leonardo se ven las caras tras la separación y luego de una larga etapa de crisis por la entrevista emitida en el programa de Jorge Lanata en la que Fariña admitió su participación en negociados con Lázaro Báez.

"Fue un parto, bastante difícil. Me di cuenta de que traté con un psicópata mentiroso, así que sigo esperando y confiando en la Justicia", había dicho Karina a los medios en la salida de la primera audiencia.

La modelo, fiel a su estilo, esbozó una original frase: "Las actitudes de Leo se vieron en todos lados, los vieron cuatro millones de personas y sus alrededores", refiriéndose a que más allá de las investigaciones legales que comprometen a Fariña con lavado de dinero y manejos turbios de plata del Estado, la gota que rebasó su paciencia fue la aparición de fotos y videos del empresario en boliches y con otras chicas.